Los tipos de viviendas que existen en España

Cuando pensamos en una vivienda nos imaginamos un refugio: un lugar donde resguardarnos de las condiciones climáticas, del estrés desenfrenado del día a día y un sitio para disfrutar en soledad o compañía.  Ese es el sentido emocional que le damos a estos inmuebles pero si lo llevamos al plano más técnico, existen muchos tipos de viviendas diferentes. A lo largo de los siglos su forma y estructura ha evolucionado en función de las necesidades socioeconómicas, climáticas e higiénicas de cada momento y por supuesto, de cada familia. 

Para hacer una clasificación sencilla distinguimos dos grupos:

  • Unifamiliares: donde vive una sola unidad familiar en ella. Por unidad familiar entendemos un conjunto de personas que viven en un mismo espacio. 
  • Plurifamiliares: aquellas que permiten albergar a más de una unidad familiar como por ejemplo un edificio de apartamentos, bloques de pisos, etc. 

Antes de comprar o vender un inmueble es importante conocer los principales tipos de viviendas que existen y elegir la que mejor se adapte a nuestras necesidades y expectativas. 

Vivienda unifamiliar

tipos de viviendas

Edificio de viviendas (Plurifamiliar)

Viviendas unifamiliares: un plus de espacio y tranquilidad

Para gustos, viviendas. En este caso, las casas y chalets unifamiliares ofrecen espacios más grandes y amplios con posibilidad de tener zonas exteriores (jardín, piscina, barbacoa, etc.). 

Por otro lado, requieren de una inversión económica mayor. Dependiendo de la ubicación, su construcción o reforma puede ser más cara, al igual que el mantenimiento de la misma. 

Suelen estar lejos de los centros urbanos, por lo que ofrecen una vida tranquila e íntima y son excelentes si te gusta vivir a las afueras de las ciudades o en el campo. Dentro de las viviendas unifamiliares, encontramos los siguientes subtipos:

Vivienda aislada o independiente 

Estos inmuebles no lindan con otras viviendas y por lo general, tienen algún terreno alrededor, ya que suelen estar dentro de parcelas. 

Dentro de este subtipo, encontramos más tipologías que a lo largo de la historia se han ido consolidando y mejorando. Estamos preparando un artículo específico de estas viviendas que traeremos más adelante. 

Viviendas o chalets pareadas 

Son aquellas que están aisladas de otras viviendas excepto por una pared, es decir, tiene tres fachadas libres y una está en contacto con el chalet vecino. 

Viviendas o chalets adosados 

Al contrario que las anteriores, los adosados están en contacto con otras viviendas a izquierda y derecha. Suelen ser hileras de viviendas con elementos comunes como jardines, garajes o piscina y que normalmente pertenecen a la misma urbanización. 

Para una familia es más fácil construir de cero una vivienda aislada ya que al contrario que los chalets pareados o adosados no deben cumplir las normas de la urbanización y los criterios de construcción de los promotores. Sin embargo, la opción de personalizarla reformando su interior sí está sobre la mesa. En esta plantilla podrás calcular el precio aproximado de una reforma

Viviendas plurifamiliares: ideales para urbanitas 

El 90% de las viviendas disponibles en ciudades (grandes y pequeñas) son bloques que albergan varias unidades familiares. Su precio de compraventa suele ser más económico que el de las viviendas unifamiliares pero con la creciente inflación de las urbes y el auge de las viviendas turísticas, estos precios se han disparado en los últimos tiempos. 

El mantenimiento es más económico y suelen tener un mejor acceso a servicios, transporte público y comunicaciones. Por el contrario, la privacidad e independencia no son puntos fuertes y en muchas de estas viviendas resulta imposible tener un balcón, terraza o jardín. Los tipos más comunes de inmuebles plurifamiliares son:

Apartamentos

Suelen ser viviendas de una sola habitación aunque el resto de estancias son independientes las unas de las otras. Son bastante económicos y su tamaño es variable. Ideales para vivir en lugares donde los precios de la vivienda son muy altos. 

Estudio

Al contrario que los apartamentos, los estudios presentan una única estancia. La cocina, el salón y el dormitorio están en el mismo espacio y habitualmente son viviendas pequeñas

Por estas características suelen tener precios económicos y por ello, una de las opciones mejor valoradas en núcleos urbanos. 

Dúplex

Son viviendas que tienen dos plantas comunicadas por una escalera interior y que están en la última planta de los edificios más altos.

Áticos 

También son los últimos pisos de los edificios y destacan por tener una terraza, gran recepción de luz natural, privacidad y unas vistas envidiables de la ciudad. Con estas características no es de extrañar que sea de las opciones más demandadas y menos económicas.

Pisos

Son viviendas que suelen tener más de un dormitorio y un baño. Se encuentran en bloques de edificios con zonas y servicios comunes. 

Loft

Los loft son el sueño de arquitectos y arquitectas expertos en reformas y rehabilitación ya que normalmente se tratan de locales comerciales reconvertidos a viviendas residenciales. 

Bajos con jardín  

Podemos encontrar bajos con jardines en las plantas bajas de los edificios y que, si hay suerte, cuentan con una terraza o jardín privado para su uso.

¿Cómo elegir el tipo de vivienda que mejor se adapta a ti? 

Como si de una reunión del equipo de marketing de Mad Men se tratara, es momento de hacer una lluvia de ideas con todas las estancias que te gustaría tener en el presente y en el futuro. 

  • Define el espacio que necesitas: ¿con quién vives?¿tienes o tendrás hijos/as?¿y mascotas?¿trabajas en casa?¿necesitas una habitación destinada a un uso concreto: lectura, deporte, despacho…?  
  • Exteriores, ¿sí o no?. Si te encanta tener un espacio al aire libre las viviendas unifamiliares son una excelente opción para ti. Sin embargo, si no quieres renunciar a las comodidades de los núcleos urbanos, puedes buscar un ático, dúplex, piso con balcón o incluso un bajo con jardín. 
  • Define el presupuesto disponible con todas las actuaciones que necesitarás hacer (reforma integral o parcial, rediseño de interiores, cambio de mobiliario etc.).
  • La zona en la que quieres vivir, piensa en aquellas cosas a las que no podrías renunciar. Puede que prefieras zonas más tranquilas con poca contaminación acústica o que te encante salir de casa y disfrutar del ambiente y de la vida social. 

En el momento en el que hayas definido estos aspectos principales, podrás elegir el tipo de vivienda que mejor se adapta a ti. Recuerda que si buscas reformar una casa, un local comercial o un chalet te podemos ayudar. Lo mismo si quieres construir tu casa de cero. 

Compartir en facebook
Facebook
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en linkedin
LinkedIn

Otras noticias que te pueden interesar

valor catastral

Valor de referencia y Valor catastral

¿Cuánto vale mi casa? Conoce su valor de referencia, nuevo valor que se constituye como base imponible del Impuesto de Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados y del Impuesto de Sucesiones y Donaciones

Leer más »