Las 5 ventajas de vivir a las afueras de la ciudad o en pueblos

Hace un tiempo te hablé sobre las ventajas de vivir en un pueblo. Estoy seguro de que no es necesario que te las recuerde: aire puro, tranquilidad, precios más bajos…

 

Pero también tiene algunas desventajas que quizás estén retrasando tu cambio de estilo de vida. Entre vivir en un lugar con unas pocas casas o aldea y una gran ciudad existe un abanico de posibilidades que tal vez no conozcas.

 

Por eso hoy quiero hablarte de una alternativa: vivir en las afueras de la ciudad o en un pueblo grande. ¿Te interesa descubrir si es para ti? Pues te invito a que sigas leyendo.

 

Ventajas de vivir en las afueras de una ciudad o en un pueblo


Para este post vamos a contemplar la escala de habitantes de pueblo pequeños entre 1000 y 7000 como por ejemplo Lobosillo, Corvera, La Palma, Ricote, Blanca, Moratalla etc… y pueblos grandes o ciudades pequeñas como pueden ser Alcantarilla, Molina de Segura, Fuente Álamo, Fortuna, Archena, Los Álcazares, ect…

Reformar o rehabilitar una vivienda a las afueras de la ciudad o en pueblos grandes puede suponer muchas ventajas para ti.

A continuación te cuento algunas de ellas.

Conexión a internet por FIBRA ÓPTICA

Lo primero que debes pensar cuando decides rehabilitar o reformar un piso o casa es en si se ajusta a tus necesidades y a tu día a día.

Es cierto que, con internet, en principio no tiene por qué faltarte nada en un pueblo.

¿Pero qué pasa si es precisamente la conexión la que falla?

En pueblos grandes y las afueras de ciudad acostumbra a llegar una mayor cantidad de datos gracias a la fibra óptica que a una aldea.

Este punto es especialmente importante y puede suponer un problema para ti si trabajas en casa o si eres una persona aficionada a ver televisión en streaming.

 

Tienes todos los servicios cerca

Si vives en las afueras o en un pueblo grande, no necesitarás el coche para ir al gimnasio, ir al supermercado, al centro de salud o a tomar algo con tus amigos. Puedes desplazarte en bus, bici o incluso a pie.

Otra ventaja es que es posible que el servicio a domicilio de los restaurantes llegue hasta tu puerta.

Al vivir en un pueblo muy pequeño, es probable que necesites el coche prácticamente para todo.

De nuevo, aquí entran en juego tus prioridades. Valora si es para ti una prioridad tener los servicios cerca o si no te importa desplazarte.

 

Menos contaminación

Es indiscutible que el aire es mucho más puro en un pueblo.

Por lo tanto, en las afueras de la ciudad o una villa habrá más tráfico y, por tanto, más contaminación.

Sin embargo, te animo a que busques una zona más verde y que no tenga una carretera principal justo enfrente. 

De esta forma, podrás disfrutar de todas las ventajas de vivir cerca de una ciudad o en un pueblo grande sin renunciar a la naturaleza y al aire puro.

Tener sitio libre en las terrazas

En un pueblo muy pequeño es posible que no tengas ni bar o que tengas solo uno, por lo que no tienes la capacidad de elegir.

En un pueblo grande, habrá locales de distintos tipos y clientela. Además de eso, es muy probable que no te cueste nada conseguir un sitio en una terraza o conseguir una mesa para comer. Puede parecer una tontería, pero en una gran ciudad puede convertirse en misión imposible.



Impuestos más baratos que en una gran ciudad pero un poco más elevado que en una aldea

Reformar una vivienda en un pueblo grande supondrá un coste un poco mayor que en un pueblo pequeño si hablamos de impuestos.

Pero si tienes en cuenta los puntos anteriores, como los desplazamientos o la comodidad de estar cerca de los sitios a los que vas a diario, es probable que a largo plazo sea lo que te convenga.

Infórmate sobre los impuestos del lugar en el que te gustaría vivir tanto para reformas como para construir una vivienda y así podrás hacerte una idea de la diferencia.

 

Te dejo por aquí más información por si te apetece saber más sobre cuánto cuesta construir una casa.

 

No todo son ventajas al reformar o rehabilitar una vivienda en las afueras o en un pueblo grande

Uno de los mayores contras es el ruido del tráfico.

En un pueblo grande el flujo de vehículos es muy superior al que hay en pueblos pequeños.

Como te comentaba un poco más arriba, si buscas una zona más tranquila sin mucho tráfico y con zonas verdes es posible que no esté en el centro.

Créeme cuando te digo que ganarás en calidad de vida al mismo tiempo que ahorras un poco de dinero con respecto a si la propiedad estuviese situada en pleno centro.

 

Por lo general, en un pueblo pequeño tendrás más espacio para construir o reformar por menos precio.

Otro punto a tener en cuenta es el espacio que necesites. Si tienes una familia grande o necesitas mucha amplitud por el motivo que sea, tal vez encuentres más y mejores opciones en un pueblo.

 

Si vivir en un pueblo pequeño no es lo tuyo pero te gustaría reformar una vivienda que te aporte más tranquilidad, veamos juntos qué alternativas puedes tener en las afueras de tu ciudad o en un pueblo grande cercano. ¡Cuéntanos tu caso!

 

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Otras noticias que te pueden interesar

Los consejos que nadie te cuenta para aprovechar el espacio en un piso pequeño

Los consejos que nadie te cuenta para aprovechar el espacio en un piso pequeño <h2>Tal vez, cuando decidiste que ibas a vivir

Leer más »

Elegir el estilo de tu casa: ¿Qué quieres que diga tu hogar sobre ti?

Mi forma de trabajar se centra en crear hogares cómodos, funcionales y que consuman lo mínimo posible.

Leer más »

¿Qué es el IEE? Todo lo que necesitas saber 2021

Evita la sanción de 100€ por vivienda y año transcurrido obteniendo el certificado IEE que necesitas antes de que venzan los plazos.

Leer más »