Los consejos que nadie te cuenta para aprovechar el espacio en un piso pequeño

Los consejos que nadie te cuenta para aprovechar el espacio en un piso pequeño

Tal vez, cuando decidiste que ibas a vivir en un apartamento pequeño, no contabas con que la falta de espacio iba a ser un problema. Pero así es a veces.

Una vivienda de reducidas dimensiones es la oportunidad perfecta para desatar nuestra imaginación y buscar soluciones para aprovechar el espacio al máximo. Tal como hizo El Gran LeCorbu en su Le Cabanon, vivienda de 16m² donde este paso sus últimos días.

Tal vez lo elegiste por el precio, por la ubicación o, simplemente, porque te robó el corazón. En cualquiera de esos casos, no desesperes. Vivir en un espacio de reducidas dimensiones tiene sus ventajas, y también algunos problemas que voy a tratar de solucionar en este post. 

Si necesitas inspiración, los siguientes consejos podrían interesarte.

Sácale partido a la reforma

Si te has comprado un piso de dimensiones reducidas y vas a reformar algunas partes, aprovecha para visualizar en conjunto con tu arquitecto cómo conseguir más amplitud. Por aquí te dejo un ejemplo de resultado de reforma de un piso para que te hagas una idea de cuál podría ser el resultado.

Desde la reforma puedes comenzar a ganar metros cuadrados útiles.

  • Los espacios abiertos dan la impresión de mayor amplitud. Por eso, a la hora de hacer la reforma, derriba todos los muros que no sean de carga y tu casa parecerá distinta.

  • Elimina el pasillo siempre que sea posible. Es un desperdicio de espacio que no te puedes permitir.

  • Cambia las bañeras por platos de ducha. Las duchas se adaptan incluso a los baños más pequeños, haciendo que resulten más amplios y cómodos.

  • Retira las puertas que solo sirven como zona de paso, o cámbialas por correderas para no necesitar espacio para abrirlas.

  • Eleva los techos. Durante la reforma, subir los techos unos centímetros hará que ganes en estética y en espacio. Tienes varias opciones:

  • Dejar la madera al descubierto

  • Elevar el techo de pladur

  • Poner vigas de madera

Una vez terminada la reforma y llevadas a cabo las modificaciones necesarias para sacar el máximo partido al espacio existente, les doy otros consejos a mis clientes. Si tienes problemas para aprovechar el espacio, te cuento algunas posibles soluciones a continuación.

Recurre a los armarios abiertos

Puedes aprovechar espacios muertos como puede ser la esquina del pasillo para poner un armario abierto. Si quieres mantenerlo oculto, te recomiendo montar un estor a muelle o autoenrollable delante del armario para poder cubrirlo de miradas.

Prueba a adoptar un estilo más minimalista

Con los años acostumbramos a acumular cosas que no usamos. Prueba a valorar si realmente necesitas todo eso que tienes y haz una criba con tus pertenencias. Verás cómo te vas a dar cuenta de cuántas cosas tienes acumuladas cogiendo polvo.

El estilo minimalista se centra en que, para que algo entre, otra cosa tiene que salir en su lugar. Como en casi todos los estilos de vida, cada uno lo adapta a sus necesidades y hay personas que lo llevan más a rajatabla que otras.¿Te animas a probarla?

Pon colgadores por todos lados

Cuando tienes poco espacio de almacenaje, los colgadores pueden ser tus mejores amigos. De ellos puedes colgar bolsas o cestas bonitas, que vayan con el resto de la decoración, y almacenar ahí cosas más pequeñas.

Y no solo eso, las chaquetas más aparatosas también puedes colgarlas de ganchos o percheros de puerta, si no es posible hacer agujeros.

 

Invierte en un buen sofá cama

¿Alguna vez dormiste en un sofá cama de esos que se abren haciendo una V con las dos mitades? Pocas cosas hay más duras e incómodas.

Un sofá cama amplio y cómodo te solucionaría la papeleta. De esa forma, podrías adaptarlo a tus necesidades dependiendo de si tienes visitas o no. Es importante para que disfrutes de la comodidad en el día a día y puedas ofrecerles un descanso reparador a tus familiares y amistades.

Apila todo lo que puedas

Poner la lavadora y la secadora una encima de la otra en la cocina o el baño siempre es una buena idea cuando tenemos poco espacio. 

Otra opción podría ser retirar el bidé del baño, si lo tienes, y en su lugar poner la lavadora. Incluso puedes apilar la lavadora y la secadora una encima de la otra. Otro buen lugar para colocarlas es dentro del armario de la cocina, pero perderás espacio de almacenaje.

Y si te ahorras los antiestéticos radiadores

Puedes poner suelo radiante, de forma que se estará caliente todo el año ocupando el menor espacio posible. Te cuento algunas ventajas del suelo radiante:

  • Sientes más confort porque el calor sube desde los pies, evitando que se acumule en la zona de la cabeza.

  • Es más económico, ya que las temperaturas que necesita para dar calor son inferiores a las de los radiadores.

  • Visualmente es más bonito, te ahorras tener radiadores a la vista.

Por otro lado, su instalación es más costosa y las reparaciones más caras si alguno se estropea. Cómo decidir qué tipo de calefacción vas a poner es muy importante, te dejo por aquí un post que he escrito sobre los mejores sistemas de calefacción.Sería positivo que tengas tus necesidades claras y sepas cómo va a ser tu día a día para sacarle el máximo partido a las decisiones que tomes para mejorar el espacio de tu hogar.

Una pared de armarios

Al hilo de lo que comentaba unos puntos más arriba sobre los colgadores, otra opción es cubrir una pared entera o hasta la mitad con armarios.

Hay zapateros de poca profundidad y apilables que puedes colocar en grupo unos encima de otros y a los lados y que sirven para almacenar más cosas que solo zapatos. Algunas personas le ponen pegatinas o vinilos para personalizarlos. Tan solo deja volar tu imaginación.

Si quieres comenzar la reforma de un piso pequeño para aprovechar el espacio, puedes ponerte en contacto conmigo para revisar tu caso particular y ver cuáles son las mejores decisiones para ti.

Si tienes un piso pequeño, ¿me cuentas tu forma de conseguir más espacio y aprovecharlo al máximo?

 

Elegir el estilo de tu casa: ¿Qué quieres que diga tu hogar sobre ti?

Elegir el estilo de tu casa: ¿Qué quieres que diga tu hogar sobre ti?

¿Cómo defino el estilo de mi casa?

    Tal vez has oído hablar alguna vez sobre el estilo de una casa, pero no tengas claro qué es exactamente.

    ¿Recuerdas cuando las únicas viviendas que destacaban eran las de las personas ricas o poderosas? Siempre tenían algo diferente que las hacía identificables. Pues ese es el estilo de una casa, los elementos que la hacen reconocible y única.

    Hay varias formas de dotar de vida a tu hogar a través de la decoración, pero hay decisiones importantes que tomar al respecto cuando se está construyendo. El verdadero estilo de una casa se expresa a través de la arquitectura.

    Si estás pensando en hacerte una casa, es posible que este post te interese y sea útil para ti. Atrás quedaron los días en los que el arquitecto o arquitecta tomaba todas las decisiones y tú solo ponías el dinero sobre la mesa. Mi forma de trabajar se centra en crear hogares cómodos, funcionales y que consuman lo mínimo posible.

    Si buscas una atención personalizada y cercana, estás en el lugar adecuado. Por eso, en este post voy a hablarte un poco sobre los estilos para que puedas ir pensando cuál se adapta mejor a ti.

¿Qué es el estilo de una casa?

    Un estilo arquitectónico es algo reconocible que perdura en el tiempo, del que no te cansas porque es algo atemporal.

    ¿Pero cómo saber qué estilo elegir para que tu hogar no pase de moda?

    Te desaconsejo dejarte llevar por los consejos tipo “la casa del año” o “el estilo del mes”, ya que acostumbran a ser modas efímeras que se quedan obsoletas. Sin embargo, hay excepciones, por ejemplo el estilo minimalista surgió a finales de los años 60 en Nueva York y sigue siendo uno de los más demandados en la actualidad.

    No es un secreto que muchas veces menos es más y un estilo sencillo y limpio puede ser más útil y destacar más que uno recargado. Por ello, me gustaría diferenciar entre estilo y moda.

  • Una moda es algo disruptivo que irrumpe con fuerza, pero que termina siendo efímero.
  • Un estilo perdura en el tiempo. Se consolida, incluso cuando ya no se practica.

    Una de las ventajas de construir tu casa es que puedes elegir todos los detalles, entre ellos el estilo que quieres. Pero se que es una decisión complicada, por eso si te encuentras en esta situación quizás te sea útil el post ¿Hacerse una casa o comprarla hecha? 

    A continuación te doy algunos consejos para elegir el estilo que mejor se adapta a tu familia y a vuestra forma de vida, más allá de tus gustos personales. No te imaginas cuántas casas hermosas pero incómodas existen debido a este motivo.

¿Cómo elegir un estilo arquitectónico?

    Conocer los distintos estilos arquitectónicos, saber qué esperas de tu hogar y tener claro lo que necesitas no solo te ayuda a lograr la casa de tus sueños, sino que también facilitará el trabajo del profesional que elijas.

    Algunas claves para sacar mayor provecho al estilo de una casa son:

  • Tener en cuenta la orientación
  • Piensa en tu estilo de vida y en lo que tu familia necesita para sentirse cómoda
  • Si lo deseas, puedes implicarte en el diseño en lugar de dejarlo en manos del arquitecto/a 
  • Enfócate en pensar cómo va a ser el día a día para adaptar tus gustos estéticos a ello

    Mi consejo es que no contrates a un Arquitecto por el precio, sino por la calidad de los acabados y la capacidad de dar vida al hogar que deseas. 

    Si trabajas conmigo, siempre vamos a tener una o varias sesión iniciales en la que te voy a hacer una serie de preguntas para conocer vuestros gustos, lo que esperáis de la vivienda y lo que tenéis claro que debe y no debe haber.

    Yo al menos lo veo así. No me gusta trabajar imponiendo mi estilo o mis creencias a mis clientes, todo lo contrario. Trato de que se impliquen al máximo en el proyecto aportando su visión y aconsejándoles cuando es necesario.

    Para que tengas más claros los tipos de estilo, te voy a hablar un poco sobre los más utilizados y conocidos. 

Conoce los estilos de casas más demandados

    Elegir un estilo no solo se trata de escoger cómo va a lucir tu casa, sino también adaptarla a tu nivel de vida, sin perder de vista tu presupuesto.

     No tengas miedo de mezclar estilos de acuerdo a tus necesidades y tus gustos.

   Dicen que el estilo de una casa no es más que la manifestación de cómo es el dueño/a. ¿Te sientes identificado con alguno de los siguientes?:

Estilo Contemporáneo:

    Predominan las líneas rectas y el uso de metal, piedra o madera. Lo reconocerás también por el uso de grandes ventanales. Acostumbra a ser respetuoso con la naturaleza que lo rodea y el medio ambiente.

Estilo mediterráneo:

    Siempre en torno a un patio central, tiene muy en cuenta la orientación sur con voladizos para contrarrestar el sol en sus horas más calurosas. Por eso se construyen pórticos, balcones y terrazas para aprovecharlo al máximo. Se usa el color blanco para evitar el calor.

Estilo minimalista:

    Principalmente materiales puros como la madera, el vidrio y el cemento. Busca la máxima expresión con los mínimos elementos. Se utilizan colores neutros como blanco, gris o negro.

Estilo rústico:

    Te confesaré que es mi favorito. El material que predomina en la fachada es la piedra. Se aplica el máximo respeto por el entorno natural, llegando incluso a tener flores o enredaderas en alguna de las paredes. Se construye bajo techos inclinados. En el interior te encontrarás vigas vistas de madera natural, losas pequeñas y techos altos.

Estilo Tudor: 

     Este estilo de origen británico se caracteriza por líneas de madera en el exterior de la casa y grandes paneles de cristal. También se usan techos inclinados y los colores son blancos o beiges. 

Estilo moderno: 

    En ocasiones se confunde con el estilo contemporáneo. Se caracteriza por mezclar tendencias e introducir asimetrías. Es común encontrar características del estilo minimalista, con líneas rectas y grandes ventanales. Entre los materiales de uso habitual, a la piedra y la madera se une el acero. Asimetrías.

Tu hogar es tu espacio y por eso quiero conseguir que te represente fielmente.

    En Arquitecto.eco nos encargamos de todo, desde que nos ponemos en contacto hasta que entras a vivir en tu futuro hogar. Será un privilegio poder dar vida a ese estilo que has elegido para tu casa. ¿Me cuentas cuál es tu estilo favorito?

5 ideas para reformar una casa vieja

5 ideas para reformar una casa vieja

    Heredar o comprar una casa antigua para ponerla a tu gusto es una de las opciones más escogidas en los últimos tiempos, por eso hoy te traigo 5 ideas para reformar una casa vieja

    Restaurar una casa vieja revaloriza la vivienda y puede salir más rentable que comprar una casa nueva. Todo dependerá del estado del inmueble y del alcance de la reforma.

    Antes de ponerte manos a la obra, es conveniente que tengas presente los siguientes pasos para reformar una casa antigua:

01.

Planifica.

    Qué espacios necesitas, cuáles son tus rutinas diarias, de cuánto presupuesto dispones para reformar una casa vieja, etc. Todo ello con el fin de pensar en un hogar confortable y adaptado a tus necesidades.

02.

Solicita presupuesto a un arquitecto y revisa con él/ella toda la obra que desees hacer.

    Cuando se va a reformar una casa antigua, un error muy común es solicitar primero presupuesto a diferentes albañiles y constructoras, ya que cada uno de ellos presupuestará una obra diferente.

    Los estudios de arquitectura definimos los límites del proyecto: qué se va a hacer y qué no. Por lo tanto, lo ideal sería pedir presupuesto a las constructoras una vez tienes el proyecto perfectamente definido, de esta manera, podrás hacer una comparación real de las diferentes propuestas.

03.

Valora el estado de la vivienda.

    Para ello, te aconsejo que contrates a un profesional que lo haga. Es imprescindible conocer cómo se encuentra la vivienda antes de comenzar la obra, sobre todo si es una casa antigua. 

    El precio de reformar una casa vieja puede variar mucho en función de su estado. En el siguiente punto hablo más en detalle de esta cuestión.

Centrarse en lo básico o cómo reformar una casa antigua sin gastar mucho dinero

    En resumen, el precio de una reforma depende del nivel de acabado y confort que quieras darle a tu hogar, esto te explico en mi artículo anterior Cuánto cuesta reformar una casa

    Si dispones de un presupuesto ajustado para reformar una casa antigua, te aconsejo que te centres primero en «sanarla». Todas las construcciones necesitan un mantenimiento y al cabo de ciertos años pueden aparecer problemas asociados al desgaste de los materiales. Por eso es tan importante conocer el estado de la vivienda antes de tirar la primera pared.

1.

Revisar la estructura, las instalaciones y el aislamiento.

    Si las estructuras se encuentran en buen estado no necesitarás demoler, pero en caso de que vigas, pilares ó muros de carga no sean seguros, deberá ser lo primero que repares en la reforma de tu casa.

    También debes prestar atención a las instalaciones de electricidad, fontanería y saneamiento existentes. Independientemente de su estado, al reformar una casa antigua recomiendo cambiar estas instalaciones por unas actuales, por seguridad.

    Invertir en un buen aislamiento térmico y acústico es sinónimo de bienestar. Las casas antiguas suelen tener muchos »puentes térmicos» que deja entrar el frío y no retiene el calor.

    A la larga, esto se traduce en mayor consumo eléctrico y más gasto en la factura de la luz. Además de la sensación de poco confort. 

    Otros elementos a tener en cuenta para mantener un buen aislamiento son las puertas y ventanas, las cuales aconsejo siempre con rotura de puente térmico.

2.

Detectar los focos de humedad.

    Como consejos para reformar una casa antigua, detectar los focos de humedad es una tarea clave si quieres disfrutar de un hogar confortable. 

    Este es uno de los principales problemas de las casas viejas y saber qué produce la humedad evitará males futuros.

3.

El interior no solo es lo que cuenta.

    En el caso de la reforma de pisos y apartamentos, deberás tener en cuenta el interior del inmueble. Sin embargo, en una casa también debes prestar atención al exterior. 

    Al margen de lo estético, las paredes externas y el tejado también pueden ser el origen de focos de humedad, goteras, etc.

    Puedes restaurar una casa vieja teniendo en cuenta el entorno que la rodea para que no desentone. Puede que con algunos arreglos, el exterior de tu casa no necesite más.

De lo funcional a lo estético: Ideas para reformar casas viejas.

    Las casas antiguas pueden tener mucho encanto y podemos aprovecharlas para conseguir un hogar muy vintage.

    A continuación, te traigo varias ideas para reformar una casa antigua, sin importar su tamaño.

1.

Recupera antes de tapar o tirar.

    Combinar elementos antiguos y nuevos da un toque original y acogedor, que recuerda a los veranos en casa de la abuela. Por ejemplo, puedes mantener las cornisas y molduras, que han vuelto a ser tendencia en decoración.

Otra idea para reformar una casa de pueblo es pulir y abrillantar los azulejos existentes.

    Dejar la pared original sin pintar o piedra a la vista y combinarla con colores pastel. Así consigues un conjunto suave y armonioso.

    En algunos casos, dejar las vigas al descubierto también puede ser una buena opción.

    Puedes optar por conservar parte del suelo antiguo en algunas zonas como el recibidor y combinarlo con suelos de cerámica, madera o piedra.

    En cuanto a la decoración, si quieres reformar una casa sin gastar mucho, puedes restaurar o pintar muebles antiguos, conservar la carpintería existente si está en buen estado o teñir telas.

    Todos los elementos de una casa vieja son piezas con historia, con un encanto que las casas totalmente nuevas no tienen. ¡Aprovéchalo!

Ideas para reformar una casa pequeña: saca partido a la iluminación de cada espacio

    Las casas antiguas suelen ser bastante oscuras, por lo que para tener un hogar confortable debes tener en cuenta qué zonas necesitarán mucha iluminación y de qué tipo (natural o artificial).

    Aumentar la luz natural genera sensación de amplitud, por lo que conocer la función que tendrá cada lugar de la casa es crucial para escoger una correcta orientación y distribución, que favorezca su iluminación.

    La luz natural no solo influye en el consumo energético, también en nuestro bienestar. 

    Muchas veces la solución es crear zonas más amplias, como por ejemplo los espacios diáfanos o abrir zonas al exterior, si es posible.

    Cerrar ventanas disminuye la cantidad de luz y ventilación que entra, por lo que te recomiendo dejar solo los que sean necesarios. Las ventanas oscilobatientes son una excelente opción para incrementar la luz y la ventilación en los hogares.

    Otra idea para reformar una casa unifamiliar es incluir luces led en los muebles y paredes.

    Los techos altos, que suelen tener muchas construcciones antiguas, me encantan. ¿Por qué no incluir una cama elevada con un escritorio debajo en una de las habitaciones?

    Algunas casas tienen falsos techos, los cuales puedes quitar para aprovechar mejor el espacio.

¿Tienes una casa vieja para reformar? Solicita presupuesto sin compromiso y te ayudaré a sacar las mejores ideas para reformar tu casa.

Si te ha resultado útil este post, escríbeme en comentarios para crear otros artículos con más ideas para reformar una casa vieja.