¿Hacerse una casa o comprarla hecha?

    Si estás pensando en tener un nuevo hogar en un futuro no muy lejano, probablemente hay una pregunta que no sale de tu cabeza.

    “¿Qué es mejor: hacerse una casa o comprarla hecha?”.

    Si es tu caso, quédate por aquí porque voy a despejar todas tus dudas.

Pues bien, ¿qué es mejor construir una casa o comprarla hecha?

    La respuesta es más gallega que el pulpo á feira: depende (de tus necesidades, recursos y aspiraciones).

    En Arquitecto.eco siempre aconsejamos valorar todas las opciones disponibles para poder escoger la mejor. Incluso se puede dar el caso de que quieras un diseño predefinido adaptado a ti.

    A continuación, te contamos las principales diferencias entre hacer una casa o comprarla hecha.

¿Qué debes tener en cuenta si prefieres construir una casa?

    Si te estás planteando construir tu casa antes que comprarla hecha es porque te consideras una persona aventurera que quiere dejar un legado.

    A menos que seas Picasso o un genio en otras artes, la mejor obra que puedes dejar en el mundo es precisamente una construcción y qué mejor que dejar tu casa.

    Si tienes una familia, tu legado pasará a las futuras generaciones. “Esta casa la hicieron mis abuelos” dirá alguien con cariño recordando historias tuyas.

    Las ventajas de construir tu propia casa son:

  • La libertad de diseño y localización: tu casa se adapta a ti y no al contrario. Podrás personalizar tu vivienda acorde a tus hábitos y a tu estilo de vida, aprovechando cada rincón y escogiendo los mejores materiales para tener una casa sostenible que te permita ahorrar en tus facturas a final de mes y ayude al medio ambiente.
  • Podrás participar e implicarte en todo el proceso de diseño, si así lo deseas.
  • Dejarás tu obra para que más familiares puedan disfrutarla.
  • Tú decides dónde quieres invertir tu dinero.

    Las principales desventajas de hacer tu casa en vez de comprarla son:

  • Se trata de un proceso más lento y puede demorar meses.
  • Debes tener en cuenta: la legalidad urbanística, las licencias de obra, la responsabilidad civil, la búsqueda de arquitecto y demás profesionales, y los trámites fiscales y notariales.
  • Tendrás que tomar decisiones en un sector que es probable que sea desconocido para ti.
  • Debes disponer de un terreno o parcela donde construir tu casa.

    Ante esta situación tienes dos opciones:

01.

Casa genérica

Hacerlo todo por tu cuenta: contratar a todos los profesionales, coordinarlos, lidiar con ellos y hacerte responsable de si algo sale mal

02.

Casa personalizada

Contratar a un arquitecto que ofrezca un servicio integral y se encargue de todo.

    En Arquitecto.eco ofrecemos un servicio integral para que no te lleves sustos y disfrutes del proceso de construir o reformar tu casa. También te asesoramos y te presentamos todas las opciones antes de tomar una decisión para que tengas la seguridad de estar haciendo lo correcto.

¿Qué debes tener en cuenta si prefieres comprar una casa ya hecha?

    Si la obra está construida y,

  • Tienes la seguridad de que esa casa vale lo que cuesta y en su aspecto final.
  • Tienes prisa por entrar a vivir en ella.
  • La casa o el piso se adaptan a ti en tamaño pero quieres reformarlo.
  • No quieres pasarte meses tomando decisiones sino que solo sea una: comprar o no.

    Entonces es mejor que compres una casa antes que construirla porque te ahorrarás tiempo y quebraderos de cabeza.

    Si tienes claro que prefieres comprar una casa antes que hacerla pero aún no sabes cuál será tu hogar, te aconsejo que visites a diferentes promotores inmobiliarios y negocies muy bien el precio y las condiciones.

La pregunta del millón:

¿Qué es más barato construir una casa o comprarla hecha?

    Esta es la segunda pregunta que ronda tu cabeza. Sin conocer tu situación es muy complicado contestar con certeza a esta pregunta, pero lo que sí puedo hacer es orientarte.

    Si prefieres construir tu casa a comprarla hecha deberás tener en cuenta el terreno donde vas a construir. Puede ser que hayas heredado una parcela o que decidas comprarla.

    En este último caso, su precio variará en función de la provincia, de la Comunidad Autónoma, de los metros cuadrados, de su cercanía a la ciudad, etc.

    Al comprar una casa debes tener el dinero que vale, en cambio si la construyes eres tú el que pone los límites. “Tengo 120.000€ y una parcela, ¿qué puedo hacer?”, le dirás al estudio de arquitectura.

    También puede resultar que al comprar una casa se incremente el precio por la existencia de intermediarios.

Quiero tener mi nuevo hogar, pero ¿por dónde empiezo?

    Cada maestrillo tiene su librillo pero mi recomendación es que empieces por valorar:

  • Tus perspectivas de futuro: te gustaría tener familia numerosa, disfrutar de la tranquilidad de lo rural, en la ciudad, el tamaño de tu futura casa, etc.
  • Tus recursos: de cuánto dinero dispones, si tendrás que pedir financiación o no, si tienes alguna parcela en la que te gustaría construir, si conoces a gente del sector…

    Como bien te he comentado antes, cada caso es único con sus condiciones y sus limitaciones. Por eso, si no sabes si hacerte una casa o comprarla hecha puedes contactarme sin compromiso y te asesosaré sobre la opción que más te conviene.

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Deja un comentario

Otras noticias que te pueden interesar

Vivir en el campo

Una vida sin aglomeraciones, sin ruido, sin aire irrespirable, sin grandes masas de hormigón y ni rastro de un poco de verde… Una vida sin todo eso cada vez parece más atractiva.

Leer más »