Vivir en el campo

Vivir en el campo:
ventajas y desventajas de un estilo de vida más libre

    Puede que siempre hayas tenido una voz interior que te decía que algún día te irías a vivir al campo.

    Que lo de levantarte cada mañana y salir al trajín de la ciudad cada vez tiene menos sentido en el estilo de vida que quieres llevar.

    Pero desde un tiempo a esta parte, después de todo lo que ha sucedido, la idea es más fuerte que nunca.

    Una vida sin aglomeraciones, sin ruido, sin aire irrespirable, sin grandes masas de hormigón y ni rastro de un poco de verde… Una vida sin todo eso cada vez parece más atractiva.

    Y has pasado de preguntarte «por qué vivir en el campo» a preguntarte «por qué no».

    Pero, ¿es realmente la solución para ti?

    Veamos cuáles son las ventajas vivir en el campo.

Qué beneficios tiene vivir en el campo

    Vas a tener que enfrentarte a grandes cambios si decides empezar a vivir en el campo. Algunos de estos cambios  serán más positivos que otros. Y en gran medida dependen de las cosas que a ti te gusten o te hagan sentir bienestar.

    A continuación te hablo de las algunas buenas razones por las que vivir en el campo.

Ritmo más tranquilo

    Aunque tengas las mismas responsabilidades, el ritmo de vida es más tranquilo.

    No tienes que lidiar con un barullo de gente con prisa cada vez que sales de la puerta de tu casa.

    El rural te permite una vida más pausada y tranquila. Invita a la reflexión y a observar las cosas como son.

Contacto con la naturaleza

    La jungla de hormigón nos causa un estrés visual inconsciente. Por el contrario, la naturaleza nos relaja y ayuda a bajar nuestros niveles de estrés.

    En la ciudad vivimos desconectados de la parte natural que tanta falta nos hace para nuestro bienestar físico y psicológico.

    En el rural podrás volver a conectar con esa parte y sentirte mejor.

    Si te vas a vivir en el campo con niños, ellos serán los primeros en aprovechar al máximo:

  • El contacto con la naturaleza.
  • El cuidado del medio ambiente.
  • Adquirirán conciencia de cosas que resultan lejanas en una ciudad.
  • Además podrán jugar con más libertad.

Es todo un lujo.

Vivir en el campo es más sano

    Además de disminuir los niveles de estrés, la vida en un pueblo te garantiza disponer de un aire más limpio. Tus pulmones y tu salud en general lo agradecerán.

    Por otra parte, descansarás mejor, ya que no existen los constantes ruidos de la ciudad (tráfico, sirenas, obras, gente a todas horas…).

    Es más fácil conciliar el sueño en silencio y dormir toda la noche del tirón como un niño.

    El descanso es fundamental para tener una mejor salud.

    Pero además, estar constantemente sometidos al ruido de la ciudad puede causar otros problemas, como estrés, pérdida de audición…

Precios más bajos

    Si estás pensando en hacerte una casa o reformar, los precios por metro cuadrado serán mucho más económicos en una zona rural.

    Esto te permitirá disfrutar de una vivienda mejor a un precio más bajo.

    Pero no solo eso, los gastos cotidianos en el rural también suelen ser más económicos. El agua, la tasa de basura o la lista de la compra pueden salirte por menos que en una ciudad.

Otras ventajas de vivir en el campo

    Otros motivos por los que es mejor vivir en el campo es que descubrirás muchas cosas nuevas y vivirás experiencias que ni siquiera te habías imaginado antes.

    Puede que te sientas un poco ignorante cuando no sepas si una planta es venenosa o cuando no tengas ni idea de qué hacer si te encuentras a un pájaro fuera del nido. Pero tu vida será mucho más rica.

    Por otra parte, tus vecinos se convertirán en personas muy importantes para ti y tendrás una relación estrecha con ellos (si es lo que quieres).

    Según tu personalidad, es posible que encuentres tus propios beneficios o cuál es la ventaja de vivir en el campo más importante para ti. Porque al final la experiencia será lo que tú quieras que sea.

Desventajas de vivir en el campo

    Porque no todo es de color de rosa, la vida en un pueblo también tiene sus inconvenientes, como por ejemplo:

  • Necesitarás el coche para desplazarte.
  • La oferta de ocio y cultura o arte va a ser menor que en la ciudad.
  • Ciertos servicios (públicos o privados) no serán tan accesibles.
  • El trabajo en el pueblo es más duro, sobre todo si has pensado en vivir en el campo de forma autosuficiente. La agricultura no es fácil.
  • La conectividad en ciertas áreas no es demasiado buena.

    Hay quien habla de menos vida social, pero la realidad es que la gente suele estar más unida y aunque haya menos personas, siempre hay alguien.

    Eres tú al final quien tiene que decidir si para ti es mejor vivir en el campo o en la ciudad según el estilo de vida que quieras llevar.

    Pero irse de las grandes urbes no siempre significa irse lejos. A veces las afueras son una buena opción para vivir en el campo cerca de la ciudad.

    ¿Ya tienes más claro que opción es mejor para ti?

La arquitectura sostenible en los hogares del presente

La arquitectura sostenible en los hogares del presente

    En este artículo pretendo explicarte con detalle qué es la arquitectura sostenible, cuáles son los principios de la arquitectura sostenible y su relevancia en el bienestar de las personas.

    Si estás pensando en reformar un piso en la ciudad, una casa en la aldea o construir tu hogar desde cero, este artículo te puede interesar, ya que uno de los objetivos que persigue la arquitectura sostenible es influir de manera positiva en la calidad de vida de sus habitantes.

¿Qué es arquitectura sostenible?

    La arquitectura sostenible -como definición- es aquella que genera el menor impacto en el medio ambiente tanto en su construcción y vida útil como en la demolición y utiliza las condiciones del terreno y los materiales para contribuir al bienestar de las personas.

    La arquitectura sostenible tiene futuro tanto en obra nueva como en proyectos de rehabilitación y reforma.

    No importa si buscas vivir en la ciudad o en una casa en la aldea. La arquitectura sostenible urbana es posible y cada vez tiene más cabida en los núcleos españoles.

    De la misma manera, puedes disfrutar de una arquitectura sostenible más tradicional si lo que deseas es conservar los orígenes.

    La sostenibilidad es muy versátil y personalizable desde el punto de vista de la arquitectura y la construcción.  A continuación, te cuento con más detalle.

Características de la arquitectura sostenible

    El cambio climático es un hecho que no podemos negar y como sociedad debemos asumir el gran papel que tenemos los humanos en la aceleración de este cambio.

    Por ello, en muchos sectores (entre ellos el de la construcción) se han buscado soluciones para reducir los gases de efecto invernadero, el uso de energías y los residuos generados.

    Los proyectos de arquitectura sostenible se caracterizan por:

  1. Escoger el emplazamiento adecuado y la orientación idónea: el diseño de la vivienda debe adaptarse a las condiciones climáticas y geológicas que ofrece la zona para poder aprovecharlas. Lo ideal es conseguir una construcción «amigable» con el terreno. Por ello, es el primer paso que deben contemplar los arquitectos de sostenibilidad.
  2. Usar energías renovables para autoconsumo si es posible.
  3. Conseguir un buen aislamiento térmico y aprovechar al máximo la luz natural, para ello se tiene en cuenta la orientación (horas de luz y sombra, vientos…).
  4. La arquitectura sostenible usa materiales naturales y reciclables (siempre que sea posible) que contribuye a reducir la contaminación derivada de materiales químicos y a disminuir residuos en un futuro.
  5. Integrar la tecnología y la domótica para controlar el consumo energético.
  6. Las construcciones sostenibles deben involucrarse en el ecosistema generando el menor impacto en la naturaleza.
  7. Contribuir al bienestar y calidad de vida de las personas, tanto las inquilinas de las viviendas como para la sociedad en general.

    Existen certificados de arquitectura sostenible que avalan este tipo de construcciones, cada vez más comunes.

    Hasta ahora te he hablado de los aspectos más técnicos y qué busca la arquitectura sostenible en edificios y viviendas.

    A continuación, te cuento para qué sirve la arquitectura sostenible y sus beneficios.

¿Por qué arquitectura sostenible?

    La arquitectura sostenible en España ha ganado mucha importancia en los últimos años. No solo porque necesitamos vivir en armonía con nuestro planeta, también porque buscamos que nuestro hogar nos de los menores quebraderos de cabeza posibles.

    Tras el confinamiento por COVID-19 que hemos sufrido en España, muchas personas se han planteado el hogar que quieren para un futuro.

    El pasar tanto tiempo en casa ha servido para darnos cuenta de la importancia de un hogar cómodo y de la manera que puede influir en nuestro estado de ánimo y salud.

    Han ganado consideración los espacios amplios, adaptados a nuestro estilo de vida (y no al revés) así como disfrutar de un jardín o una terraza.

    Por ello, muchas personas se están planteando mejorar su hogar o incluso cambiar de residencia por posibles rebrotes futuros.

 

Si es tu caso, puedo ayudarte a reformar o construir tu casa confortable y adaptada a tus necesidades en la región de Murcia y Alicante.

    Los beneficios de la arquitectura sostenible para la salud se pueden resumir en:

  • Uso de materiales naturales que no afecten negativamente en nuestro cuerpo, esto se conoce como arquitectura saludable.
  • Ahorro en las facturas a final de mes gracias al máximo aprovechamiento de los recursos.
  • Un hogar personalizado y confortable contribuye en tu felicidad y opone la menor resistencia en las tareas cotidianas.
  • La calidad prima por encima de lo económico para que la vivienda sostenible no de problemas a los 3 años.
  • Las casas de arquitectura sostenible se construyen en armonía con su entorno por lo que no suponen un impacto negativo para la zona.

    Algunos ejemplos de arquitectura sostenible son:

 

A modo de conclusión:

La arquitectura sostenible busca la innovación y diseño de viviendas confortables y de calidad, responsables con el medio ambiente y proporcionando bienestar a sus habitantes.

¿Necesitas más información? En el formulario de abajo puedes contactar con mi estudio de arquitectura sostenible.

¡Contactame!

659414028

Lo que debes saber antes de pedir una hipoteca

Lo que debes saber antes de pedir una hipoteca

    Si has pensado en contratar una hipoteca para tener tu propia vivienda, hay algunas cosas que debes tener en cuenta antes de hacer nada para que elijas de la mejor manera.

    Deja de preguntarte qué hay que saber para pedir una hipoteca y descúbrelo a continuación.

01.

Cuánto tener ahorrado para solicitar una hipoteca

    Una de las cosas que se necesita para pedir hipoteca es tener un colchón previo, bien sea en dinero en efectivo o invertido. 

    Si llegas al banco con las manos vacías y pretendes pedir hipoteca sin ahorros es muy improbable que te den una al 100%.

    La mayoría de los bancos no te concederá una hipoteca por más del 80% del valor de compraventa de la vivienda o de la tasación.

    Por ejemplo, si el inmueble que quieres comprar cuesta 100.000€, el banco no te concederá más de 80.000€, por lo que tu tendrás que disponer de 20.000€. Con este rango de cifras puedes calcular cuanto puedes pedir de hipoteca.

02.

Los gastos de formalización de una hipoteca

    Debes saber que además de los gastos de comprar una casa, existen los gastos de formalizar la hipoteca. 

    En la actualidad en España solo debes hacerte cargo de los gastos de tasación, ya que el resto los asume el banco (notario, registro…). 

    Los gastos de tasación para pedir una hipoteca rondan aproximadamente los 400€. Algunas entidades incluso se hacen cargo de este gasto siempre y cuando ellos elijan a la empresa tasadora.

03.

Qué hipoteca contratar: ¿fija o variable?

    Una de las dudas más comunes es qué hipoteca pedir. ¿Es mejor una con interés fijo o variable?

    Las hipotecas variables son aquellas en las que el interés se calcula sumando el euríbor y el diferencial que aplique el banco. Éste último es fijo y lo que varía año a año es el euríbor.

    Las del tipo fijo son aquellas en las que pagas siempre la misma tasa de interés. Antes este interés rondaba el 4-5% y de un tiempo a esta parte se redujo incluso a tasas del 1,35% por lo que están ganando mercado.

    Teniendo en cuenta esto deberás decidir si prefieres pagar un poco más al principio a cambio de que tu interés no varíe o prefieres pagar un interés muy bajo ahora mismo y depender de lo que varíe el euribor. 

    No hay una respuesta correcta para todos, por lo que deberás elegir la opción que te parezca más atractiva o recomendable en tu caso según tus expectativas de vida.

04.

Los gastos de formalización de una hipoteca

    Para que te concedan una hipoteca, el banco tiene que asegurarse de que eres solvente, que no tienes deudas pendientes y querrá saber qué cantidad de dinero ganas.

    Algunas entidades pueden pedirte que ingreses una cantidad mínima al mes o puede que el precio de tu hipoteca dependa de tu salario

    Deberás tener en cuenta esto cuando pidas información de las condiciones en los bancos.

05.

Qué comisiones tiene una hipoteca

    Como ya sabrás, las hipotecas como cualquier otro producto bancario, acostumbran a tener comisiones y es algo que debes tener en cuenta para decidir qué hipoteca contratar. 

    Estas son algunas de las comisiones que te puedes encontrar:

  • Comisión de apertura: el banco podrá cobrarte la cantidad que considere. Puede ser una cantidad fija o un porcentaje de la cantidad que pidas.
  • Comisión de amortización anticipada: si devuelves dinero antes de tiempo, también puedes tener que soportar esta comisión. Está limitada por ley de la siguiente forma:

 

a.

    Comisión de desistimiento: es para hipotecas variables y para hipotecas fijas. Podrá cobrarse un 0,15% durante los 5 primeros años de hipoteca o un 0,25% durante los 3 primeros años.

b.

    Compensación por riesgo de interés: es solo para hipotecas fijas y solo se cobra en el caso de que el banco asuma pérdidas debido a la devolución anticipada. Está limitada al 2% durante los 10 primeros años y 1,5% a partir del undécimo.

Algunas preguntas frecuentes sobre pedir una hipoteca

    Más allá de cómo contratar una buena hipoteca o qué hace falta para pedir tu hipoteca, es probable que te haya surgido alguna de estas dudas que resuelvo a continuación.

¿Cómo bajar las tasas de interés de una hipoteca?

    Algunos bancos te darán diferentes opciones para que puedas pagar menos de intereses

    En muchos casos pasará porque hagas algún tipo de contrato que les dé la garantía de que estarás con ellos a través de algún producto vinculado (seguros, tarjetas de crédito, etc). 

    También puede ser que domicilies tu nómina con ellos o que el porcentaje del valor de tasación del inmueble sea la cantidad que quieres pedir al banco.

Un apunte...

    Si aún no has contratado nada, puedes evitar las subidas del euríbor contratando una hipoteca de tipo fijo. El interés más bajo en este tipo de préstamos se da cuando los plazos de devolución son cortos (10 o 15 años).

Escriturar una vivienda antigua

¿Qué necesito para escriturar una casa antigua?

    Poner al día tu vivienda no es tarea fácil. Lamentablemente, esta es una realidad de la que nos vamos dando cuenta conforme avanzamos en el proceso que, en algunos casos, puede alargarse durante meses (o años…). Con este post vamos a aportar algunas ideas y los diferentes aspectos a tener en cuenta.

    Al tiempo que tienes que dedicar a decidir cómo la quieres (distribución, calidades, decoración, etc.) se debe sumar el tiempo que se llevan los diferentes trámites que hay que realizar ante las distintas instituciones. Vamos a intentar plasmar, de una manera muy resumida, las diferentes situaciones ante las que te puedes encontrar, así como el camino a seguir o, mejor dicho, a qué organismo acudir en función del punto en el que te encuentres.

    Cuando se adquiere o se tiene en mente adquirir una vivienda (ya sea por compraventa, donación, herencia…), los conceptos “Catastro”, “Registro de la Propiedad” y “Notario” dejan de ser desconocidos.

    Es importante tener claro que estos organismos NO son lo mismo. Mientras que el Catastro es un registro administrativo dependiente del Ministerio de Hacienda en el que se describen todos los bienes inmuebles del territorio nacional (sin perjuicio de los regímenes forales vigentes en País Vasco y Navarra), el Registro de la Propiedad es una institución dependiente del Ministerio de Justicia en la que se inscribe el dominio y demás derechos reales que recaigan sobre bienes inmuebles con la finalidad de dar seguridad al tráfico jurídico-inmobiliario.

    De lo anterior, debemos quedarnos con las siguientes ideas:

01.

¿Es obligatorio declarar mi casa?

    El Catastro es un registro de naturaleza fiscal, por lo que es obligatorio declarar ante éste todas aquellas alteraciones de naturaleza física (obra nueva, demolición, reforma, segregación…) o jurídica (cambios de dominio) que se realicen sobre el inmueble de nuestra propiedad. La inmatriculación o inscripción en el Registro de la Propiedad, por el contrario, es voluntaria, aunque sí muy recomendable, pero eso del principio de fe pública y la publicidad. No obstante, existen algunos supuestos en los que se requiere que la finca esté inscrita en el Registro (por ejemplo, para la constitución de hipotecas).

02.

¿Los datos de catastro son los correctos?

    A pesar de ser organismos distintos, la descripción de una finca en Catastro y en el Registro de la Propiedad (cuya inscripción se hace a partir de una Escritura Pública que acredite la propiedad) DEBE SER IGUAL y, a su vez, esta descripción tiene que coincidir con la del inmueble en la realidad. Es decir, la descripción de mi inmueble, ya sea un piso, una casa dentro de una parcela de terreno, una casa entre medianeras, o un suelo tiene que ser la misma en Catastro, en el Registro de la Propiedad (y/o Escritura de propiedad) y en la realidad.

    Si tu inmueble es de nueva creación o es tienes un piso en un bloque de viviendas, posiblemente no exista ningún problema, estos suelen estar correctamente actualizados. El tema se complica en inmuebles con documentación de la propiedad antigua (realizada con base en manifestaciones de los propietarios sin ningún tipo de base documental fiable) y en aquellos que han ido sufriendo modificaciones pero no se ha actualizado la documentación de la propiedad y Catastro paralelamente.

03.

¿Cómo declaro mi casa?

    Llegados a este punto, lo primero que hay que hacer es comparar la información del Catastro y la de la Escritura de Propiedad. Para ello se debe disponer de una Certificación Catastral Descriptiva y Gráfica (CCDyG) del inmueble, obtenida a partir de la referencia catastral del mismo. Si no la conocemos, podemos sacarla de los recibos de contribución (IBI), recibos de la luz o agua o consultar a través de la Sede Electrónica del Catastro.

    Muy importante…

    La CCDyG contiene datos protegidos, por lo que sólo la podrá obtener el titular catastral del inmueble (en la SEDE ELECTRÓNICA DEL CATASTRO usando certificado digital) o una persona autorizada por éste (presentando una solicitud dirigida a la Gerencia del Catastro donde se ubique el inmueble) acompañada de la autorización.

    Una vez tengamos la CCDyG y la Escritura, se ha de comparar la descripción de la finca en ambos, principalmente la calle, el número de policía y la superficie de suelo y construida.

    Recuerda…

    En tu escritura y tu CCDyG deben coincidir la calle, el número de policía y la superficie de suelo y construida.

    Si los datos de ambos coinciden (o hay una diferencia de superficie menor del 10%), perfecto. Si la finca no está inscrita solo se debe ir al Registro de la Propiedad para su inmatriculación. También si quieres completar su descripción añadiendo datos físicos fiables.

¿Qué debo hacer si los datos de catastro no coinciden?

    Si los datos no coinciden, el dueño tiene que tener claro cómo es su inmueble.

    No te preocupes, solo se podrá dar alguna de las siguientes situaciones.

1.

¿Por dónde empezar?

    Los datos de Catastro son correctos, pero mi Escritura es errónea o está desactualizada

    ¿Tu vivienda está bien en el Catastro pero no está escriturada? Deberás acudir directamente al Notario. Éste considerará si procede la rectificación de la Escritura y te indicará los trámites a seguir.

1.1.

    Si tu vivienda ocupa toda la parcela, el Notario solo necesitará la ya mencionada CCDyG y, por supuesto, la escritura de propiedad.

1.2.

    Si tu vivienda está dentro de la parcela pero no la ocupa toda, es decir, tienes la fortuna de tener un terreno libre que la rodea… tendrás que llevarle también un Informe de Ubicación de la Construcción (IUC) sobre cartografía catastral. Un consejo, antes de echarte a temblar pensando qué será eso, habla con tu arquitecto, ¡él tiene la respuesta!

2.

La Escritura es correcta, pero los datos de Catastro no.

    Si tu construcción está escriturada correctamente, posiblemente en Catastro esté bien grafiada. Una vez se otorga la escritura, se suele presentar el modelo de declaración 900D ante Catastro.

    La situación que exponemos en este apartado es muy frecuente en parcelas de terreno sin construir o solares. Como hemos comentado al principio, es común que en escrituras antiguas la superficie no sea la real del inmueble puesto que ésta se incorporaba a partir del testimonio de los otorgantes, por lo que este dato no es suficiente para modificar la descripción en Catastro, cuyos datos se presumen ciertos (artículos 3.3 del RDL 1/2004, de 5 de marzo, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley del Catastro Inmobiliario-TRLCI). En este caso, tienes que acudir al Catastro.

    Tendrás que aportar, además de la Escritura, un plano acotado y a escala o georreferenciado realizado por un arquitecto  o Informe de Validación Gráfica –IVG- (quien quiera documentarse sobre el tema, lo podrá encontrar también con el siguiente nombre  “Representación Gráfica Georreferenciada Alterativa”) cuyo resultado sea coincidente con la finca descrita en la Escritura.

    Una vez Catastro estudie la documentación y, si la considera suficiente se iniciará el correspondiente procedimiento, denominado “Subsanación de Discrepancias” (artículo 18.1 del TRLCI).

3.

Ni la Escritura ni el Catastro describen cómo es mi inmueble. De nuevo al Notario:

3.1.

    Si mi construcción ocupa toda la parcela y no coincide con lo de Catastro ni con la Escritura: tendrás que tener preparado el CCDyG (otra vez, Sí), la escritura y un certificado de antigüedad elaborado y firmado por un arquitecto.

3.2.

    Mi construcción no ocupa todo el solar y no coincide con la Escritura ni con el Catastro: tendrás que tener preparado el CCDyG (otra vez, Sí), la escritura, un certificado de antigüedad elaborado y firmado por un arquitecto y un Informe de Ubicación de la Construcción con las coordenadas UTM (si no hay construcción y queremos escriturar un solar o parcela rústica, necesitarás un plano y un Informe de Validación Gráfica.)

    El Notario procederá en este caso conforme a lo previsto en la Ley Hipotecaria (artículo 201). Si lo estima conveniente, comunicará la nueva descripción a Catastro para que lo arreglen (18.2 del TRLCI). Si no, con la Escritura actualizada, el titular catastral presentará en Catastro la correspondiente solicitud junto con las pruebas pertinentes.

Pero, yo lo que quiero es registrar mi propiedad…

    Una vez, rectificada la escritura y/o el Catastro, y la descripción de ambos coincida, se podrá inmatricular o inscribir la finca en el Registro de la Propiedad. En la propia notaría os darán las indicaciones oportunas.

A modo de conclusión, las ideas básicas son:

  • La descripción de un inmueble en Catastro tiene que coincidir con la del Título de propiedad y ambos, a su vez, con la realidad inmobiliaria (esto evita posibles conflictos futuros).
  • Si no tengo escriturada mi construcción pero en Catastro está bien, se debe acudir a la Notaría con una CCDyG y, según tu caso, un IUC (apartado 1.1).
  • Si el Catastro es erróneo o directamente no aparece mi construcción (y no se debe al incumplimiento de declarar presentando el modelo 900D) y la escritura también está mal, se debe acudir al Notario con la documentación, incluyendo planos (IUC o/y IVG) y un certificado de antigüedad firmados por un arquitecto.

    Es importante que tengáis en cuenta que cualquiera de las tres situaciones expuestas conlleva la realización de una serie de trámites que se pueden alargar en el tiempo.

    Es recomendable que los haga el titular catastral o representante (NO AUTORIZADO) y que toda la documentación gráfica que se aporte (plano) esté firmada o, al menos elaborada, por un arquitecto.

Si necesitas ayuda para saber como escriturar tu casa antigua, puedes ponerte en contacto conmigo y veremos tu caso particular.

Documentos para la compraventa de una vivienda

Documentos para la compraventa de una vivienda y trámites

    En el momento en el que nos enfrentamos a comprar o vender una casa, nos invaden las dudas:

  • ¿Qué trámites hay en la compraventa de una vivienda?
  • ¿Cuáles son los papeles necesarios para comprar o vender una casa?
  • ¿Cuáles son los gastos e impuestos de compraventa de la vivienda?
  • ¿Debería contratar una gestoría?

    Si te surgen estas preguntas, en este artículo te explico los pasos a seguir para la compraventa de vivienda y qué debes tener en cuenta.

Trámites previos: contrato de compraventa privado

    Es habitual que antes de hacer una escritura pública se firme un contrato de compraventa de la vivienda entre el comprador y el vendedor. Es lo que se llama un precontrato o también conocido como arras.

    No es obligatorio, pero es común hacerlo ya que es válido para formalizar la compraventa y quien firma estará obligado legalmente a cumplir el contenido del documento. Por eso es importante que te asesores antes de firmar nada.

    Deberás tener en cuenta:

01.

Quien firma como vendedor

    Si se trata de un promotor firmará el administrador de la sociedad o un apoderado. Entre particulares deben firmar todos los propietarios.

02.

El estado de las cargas de la vivienda

    Debemos comprobar si existen cargas como una hipoteca o embargos. Esto se puede ver en el Registro de la Propiedad.

03.

Comunidad

    Si la vivienda está ligada a una comunidad de propietarios habrá que pagar una cuota. Debemos comprobar que la vivienda está al día de los pagos. También será necesario informarse de las normas de la comunidad y si hay derramas.

04.

Precio y arras

    En el contrato de compraventa encontraremos el precio de venta y también es habitual que se pacten las arras o señal que el comprador debe entregar al vendedor. Si son arras penitenciales (lo más común), el comprador las perderá si no cumple el contrato y el vendedor las devolverá duplicadas si es él quien no cumple lo estipulado.

05.

Gastos de la compraventa de la vivienda

  • Plusvalía Municipal
  • Escritura pública ante notario
  • Inscripción en el Registro de la Propiedad
  • Impuestos de derechos reales
  • Gestoría

    Salvo que se indique lo contrario en el contrato de compraventa, el vendedor paga la plusvalía y el original de la escritura. El comprador deberá pagar las copias de la escritura pública, la inscripción el registro y los impuestos de la transmisión.

    En el caso de que la venta venga de un promotor inmobiliario, los gastos son a su cargo.

    Debes saber que, aunque el contrato de compraventa es un documento privado, es válido legalmente, pero no es suficiente para poder hacer la inscripción de la vivienda o solicitar una hipoteca, por eso será necesario hacer la escritura pública en el notario. Puedes encontrar más información de este tema en mi post: Escriturara una vivienda antigua.

Escritura de compraventa pública

    El notario es imparcial, pero aun así el comprador tiene derecho a elegirlo. Será el encargado de hacer el documento de compraventa público, o lo que es lo mismo, la escritura pública.

    Este documento garantizará que todo está de acuerdo a la legalidad y es necesario para que poder registrar la vivienda.

    ¿Qué tiene de particular la escritura pública?

01.

Fehaciencia

    El notario recoge bajo su fe la voluntad de ambas partes de comprar y vender.

02.

Seguridad jurídica

    El notario da seguridad jurídica al documento haciendo las siguientes comprobaciones:

  • Identidad, capacidad y legitimaciones de la parte compradora y vendedora.
  • Titularidad, cargas y seguridad de compra.
  • Título de propiedad del vendedor, si es su vivienda habitual, si es una vivienda de protección oficial (advertirá del precio máximo de venta), si está libre de ocupantes o arrendamientos.
  • Pago de las cuotas de la comunidad de vecinos.
  • Datos catastrales.
  • Certificado de eficiencia energética.
  • Cédula de habitabilidad vigente.
  • Medios de pago (cómo y cuándo se ha pagado la vivienda).
  • Advertencias: en el supuesto de aplazar una parte del precio, vicios ocultos de la vivienda y obligaciones fiscales de la compraventa.

    El notario debe asesorar y aconsejar de manera imparcial a todas las partes implicadas de forma gratuita, así que consulta todas tus dudas antes de hacer cualquier trámite y por supuesto, durante la firma de la escritura pública.

Trámites posteriores en la compraventa de una vivienda

01.

En primer lugar:

    Deberemos abonar los impuestos de compraventa de la vivienda que correspondan a la Comunidad Autónoma. Habrá un plazo de un mes o 30 días hábiles para hacerlo desde la fecha de la escritura (varía de una CCAA a otra). Si se pasa el plazo habrá un recargo y una posible sanción económica si hay un requerimiento de la Administración.

    Si la compraventa está sujeta a pagar IVA, será necesario pagar aparte el 1 o 1,5% del precio de la escritura (según Comunidad Autónoma), en concepto de Actos Jurídicos Documentados.

    Si no se paga IVA porque es una segunda venta, se pagará entre el 6% y el 10% del precio como Impuesto de Transmisiones Patrimoniales (también según la Comunidad Autónoma)

02.

Ventanas

    Se deberá inscribir la compra de la vivienda en el Registro de la Propiedad.

    El propio notario puede hacer el registro por vía telemática si se le solicita. Es recomendable hacerlo porque garantizamos la inmediatez y el bloqueo del registro a otro documento cualquiera.

    También podremos presentar nosotros mismos una copia autorizada de la escritura al registro. Pero generalmente se encarga el notario de la gestión y de los trámites por una cuestión de rapidez y seguridad.

    ¿Te queda alguna duda con los trámites para comprar/vender tu casa o sus documentos?

Documentos para escriturar una obra nueva

Documentos necesarios para escriturar una obra nueva

    Una de las mayores preocupaciones que siempre surgen en la construcción de una obra nueva (una casa, una promoción de viviendas, una reforma, etc.) son los trámites legales. En este artículo te explicaré paso a paso qué documentos se necesitan para escriturar una casa.

    No es complicado, pero sí es conveniente que sepas cuál es tu caso para evitar posibles retrasos.

    Lo primero a tener en cuenta a la hora de escriturar una casa es si necesitas un préstamo del banco o no. En caso afirmativo, el banco te obligará a hacer dos escrituras:

01.

    Una declaración de obra nueva junto con la tramitación del préstamo, al inicio de la obra.

02.

Una declaración de final de obra.

    Si no necesitas un préstamo, con la declaración de final de obra será suficiente.

    Para que resulte más fácil de entender, haré una clasificación teniendo en cuenta el tipo de persona que quiere llevar a cabo la construcción. Por una parte si se trata de un promotor (empresa o constructor) y por la otra, si se trata de un particular o autopromotor.

    En ambas situaciones partimos de una finca en la que se quiere construir. La empresa o constructor querrá hacer un edificio o promoción de viviendas para su posterior venta. Y en el caso del particular, será una persona que quiere construir una casa para uso propio. 

    También, debe distinguirse entre obra nueva finalizada y obra nueva en construcción.

    La declaración de obra nueva en construcción se suele hacer cuando el propietario necesita financiación del banco para construir y contrata una hipoteca sobre el inmueble en construcción.

    Seguro que has llegado hasta aquí buscando qué documentos son necesarios para escriturar una casa. Te hablo de ellos más abajo, así que sigue leyendo.

Pero lo primero… ¿Qué es una declaración de obra nueva?

    Es la manifestación en escritura pública del propietario o de todos los copropietarios de una finca, en la que se consta el hecho de haber comenzado o concluido nuevas actuaciones: construcción de edificios o viviendas, reformas, ampliaciones, rehabilitaciones o bien otras obras nuevas análogas. Esta declaración se realiza siempre ante notario.

    Esta escritura se podrá inscribir en el Registro de la Propiedad y así conseguir la concordancia entre el registro y la realidad jurídica. En otras palabras, que esa propiedad es legalmente tuya, puedes hacer con ella lo que quieres y gozarás de la protección jurídica con respecto a este inmueble.

    Veamos cada caso en particular. Si te interesa saber qué papeles se necesitan para escriturar una casa, sigue leyendo.

Autopromotores: escriturar viviendas de uso propio

    Cuando eres tú quien contrata al arquitecto para construir tu casa, hacer una reforma o una ampliación, llega un momento en el que te preguntarás «¿Qué documentos necesito para escriturar mi casa?».

    La declaración de obra nueva se realiza ante notario y para ello necesitarás aportar la siguiente documentación:

  • Escritura de propiedad de la parcela/solar.
  • Recibo del Impuesto de Bienes Inmuebles.
  • La Licencia de obra del Ayuntamiento, que autoriza la construcción en base a un proyecto presentado por el propietario y redactado por un arquitecto u otro profesional competente.
  • La certificación del arquitecto o del técnico competente, que acredite la legitimidad de la obra con el proyecto presentado (ya sea durante la construcción o una vez finalizada la obra).

Cuando la obra ya está acabada, deberás presentar:

  • Certificado final de obra visado y firmado legítimamente por el arquitecto.
  • Certificación catastral, que son las coordenadas de referenciación geográfica de la parcela y del inmueble.
  • Licencia de primera ocupación concedida por el Ayuntamiento.
  • Certificado de eficiencia energética del edificio o de la casa (su validez máxima es de 10 años).
  • Inspección técnica del edificio, en caso de ser requisito.

    El autopromotor individual está exento del seguro decenal por la construcción de una única vivienda unifamiliar para uso propio.

    En caso de que el autopromotor decida vender el inmueble de uso propio antes de los 10 años, deberá contratar el seguro decenal. En cualquier caso, desde Arquitecto.eco te recomendamos que te asesores en este tema antes de tomar una decisión.

Promotor: escriturar viviendas que no son de uso propio.

    En el caso de una empresa o constructora que necesite realizar la declaración de obra nueva de inmuebles que no sean para uso propio, los papeles necesarios para escriturar la casa que deberá presentar ante el notario son:

  • Escritura de propiedad de la parcela/solar.
  • Recibo del Impuesto de Bienes Inmuebles.
  • La Licencia de Obra concedida por el Ayuntamiento.
  • La certificación del arquitecto o del técnico competente, que acredite la legalidad de la obra con el proyecto que se presenta (bien durante la construcción o una vez finalizada la obra).

    Una vez la obra haya finalizado, se debe aportar:

  • La certificación del proyecto visado y firmado por el arquitecto.
  • El certificado de eficiencia energética.
  • La referencia catastral de la parcela y del inmueble.
  • La Licencia de primera ocupación concedida por el Ayuntamiento.
  • El Libro del Edificio que deberá ser entregado a los usuarios finales del inmueble por parte del promotor. Debe ser aportado y firmado por el arquitecto. Este libro consta de 3 partes: una redactada por el arquitecto, otra por el aparejador y otra por ti, en caso de que seas el promotor.

    Además, se deberá aportar al Registro de la Propiedad para su archivo registral.

  • Seguro decenal: se trata de un seguro de daños y caución.

    El seguro decenal solo se exige para los edificios cuyo destino principal sea la vivienda, por lo que si el edificio es para otro uso, no será obligatorio contratarlo. 

Preguntas frecuentes sobre escriturar una casa

    A todos nos surgen preguntas cuando nos encontramos en esta situación, pero he recopilado las más comunes para darte una respuesta:

¿Es obligatoria la declaración de obra nueva?

    En el caso de una empresa o constructora que necesite realizar la declaración de obra nueva de inmuebles que no sean para uso propio, los papeles necesarios para escriturar la casa que deberá presentar ante el notario son:

  • Escritura de propiedad de la parcela/solar.
  • Recibo del Impuesto de Bienes Inmuebles.
  • La Licencia de Obra concedida por el Ayuntamiento.
  • La certificación del arquitecto o del técnico competente, que acredite la legalidad de la obra con el proyecto que se presenta (bien durante la construcción o una vez finalizada la obra).

    Una vez la obra haya finalizado, se debe aportar:

  • La certificación del proyecto visado y firmado por el arquitecto.
  • El certificado de eficiencia energética.
  • La referencia catastral de la parcela y del inmueble.
  • La Licencia de primera ocupación concedida por el Ayuntamiento.
  • El Libro del Edificio que deberá ser entregado a los usuarios finales del inmueble por parte del promotor. Debe ser aportado y firmado por el arquitecto. Este libro consta de 3 partes: una redactada por el arquitecto, otra por el aparejador y otra por ti, en caso de que seas el promotor.

    Además, se deberá aportar al Registro de la Propiedad para su archivo registral. Si deseas saber más sobre cómo inscribir en el registro tu vivienda puedes consultar mi post: Escriturar una vivienda antigua.

  • Seguro decenal: se trata de un seguro de daños y caución.

    El seguro decenal solo se exige para los edificios cuyo destino principal sea la vivienda, por lo que si el edificio es para otro uso, no será obligatorio contratarlo. 

01.

¿Es obligatoria la declaración de obra nueva?

    Si se trata de un constructor o promotor, es decir un empresario, la declaración de obra nueva es obligatoria.

    En caso de un particular o autopromotor que construye sobre su terreno para su uso personal, deberá hacer la declaración de obra nueva para contratar los suministros y obligatoriamente si quiere vender, alquilar o pedir a un banco un préstamo hipotecario.

02.

¿Cuánto tarda un notario en preparar escrituras?

    No existe un plazo establecido para escriturar una casa, ya que depende de factores como la carga de trabajo de las administraciones pertinentes.

    Una vez que le entregas toda la documentación necesaria al notario para realizar las escrituras de una casa, puede tardar alrededor de 3 semanas. Cuando estén listas, deberás ir a firmar las escrituras ante notario.

    Por eso, te recomiendo que te informes desde un principio de cuál es tu caso y qué documentos necesitas para escriturar tu casa, para que el proceso se realice lo más ágil posible.

03.

¿Cuánto cuesta escriturar una casa?

    No hay un precio establecido para saber cuánto cuesta escriturar una casa exactamente.

    Dependerá de los gastos de notario y de las tasas correspondientes.

04.

¿Qué es el Impuesto de Bienes Inmuebles?

    Explicado en idioma no jurídico, es la revalorización del suelo donde se encuentra un inmueble y es un impuesto obligatorio de los Ayuntamientos.

    Imagina que construiste una casa en la finca de la aldea hace 20 años y decides venderla, el valor del suelo en aquel entonces es probable que fuese inferior a lo que vale ahora, 20 años después.

    La diferencia de esos valores es el Impuesto de Bienes Inmuebles.

05.

¿Qué pasa si mi escritura no está inscrita en el Registro de la Propiedad?

    La inscripción en el Registro de la Propiedad de un inmueble no es obligatoria, pero sí recomendable por sus beneficios.

    Es una manera de curarse en salud y evitar posibles infracciones como la doble venta y te permite pedir una hipoteca si la necesitas.

    Esta inscripción suele costar entre 100-300€ aproximadamente. Una vez tienes la escritura de la vivienda entregada por el notario, puedes inscribirla en el Registro de la Propiedad.

    Espero que este artículo te haya resultado útil, aquí hablamos sobre los documentos necesarios para escriturar una casa de obra nueva, es decir, aquella construida en un solar o parcela.

    No te pierdas mi próximo post, porque en él te hablaré sobre los contratos de compra-venta de un inmueble y todos los documentos necesarios para escriturar una casa en este caso.

    ¿Quieres información sobre tu caso particular? Hablemos sin compromiso.

Guía para saber cuánto cuesta construir una casa

hucha cerdito

cuánto cuesta construir una casa

Guía para saber cuánto cuesta construir una casa

    La pregunta del millón: si estás pensando en levantar tu futuro hogar, seguramente te habrás preguntado ¿cuánto vale construir una casa?

    En este artículo te hablaré sobre los conceptos clave y los costes que debes tener en cuenta a la hora de pedir presupuesto para saber,  aproximadamente, cuánto cuesta construir una casa.

Primero, debes saber si el cálculo se realiza por superficie útil o superficie construida:

01.

Superficie útil de una vivienda

    Se refiere a los metros útiles, todo aquello que se puede pisar (incluidos armarios). En la superficie útil de una vivienda NO se tienen en cuenta tabiques, pilares, espacios muertos, etc.

02.

Superficie construida

    Se refiere a la totalidad de metros cuadrados dentro del perímetro de la vivienda (incluidas instalaciones, tabiques, etc.).

    Como no vale lo mismo construir un m² de casa “cerrada” que un m² de porche o de garaje, nos interesa hablar siempre de superficie construida homologada o ponderada. Simplificando, se trataría de la suma de superficie construida de casa cerrada más la mitad de la superficie de porches y garajes, o bien valorarlo por separado.

    Otro dato a valorar es que la superficie construida siempre va a ser superior a la superficie útil, pudiendo variar hasta un 20%.

    Por esta razón, debes hablarlo con tu arquitecto a la hora de hacer números. En cualquier caso, el coste total de tu vivienda va a depender de:

  • La superficie construida: cuánto más grande, más cara.
  • El terreno sobre el que se construye: no es lo mismo el precio del metro cuadrado en la Costa Blanca en Alicante que en un pueblicito del interior de Murcia.
  • El proyecto y la dificultad de sus detalles constructivos.
  • El nivel de equipamiento: número y sofisticación de los baños y la cocina, sistema de climatización, domótica, etc.
  • Nivel de lujo de los materiales y acabados: con la oferta actual, un mismo diseño puede variar un 30% entre un mínimo aceptable y un máximo razonable.

Teniendo claro esto, vamos a por los diferentes costes que debes tener en cuenta si quieres construirte una casa.

Cuánto cuesta construir una casa desde cero: desglose de costes

    A lo largo de toda mi carrera me he encontrado muchas veces con el mismo error. Las personas que quieren construir una vivienda piensan que sólo existen los costes de compra del solar y de construcción. Pero nada más lejos de la realidad.

    A la hora de pensar en el presupuesto disponible se deben valorar los honorarios del arquitecto, licencias, trámites administrativos, impuestos…

    En este artículo hablaremos de cuánto cuesta construir una casa por metro cuadrado, para que puedas calcular cuánto vale construir una casa de 100 m2, de 120 m2 o de 200 m2.

    Ten en cuenta que estos valores son orientativos, si quieres conocer tu caso en particular y saber cuánto cuesta construir una casa, puedes escribirme sin compromiso.

01.

Coste del terreno.

    El valor del solar puede influir mucho en el precio final de tu casa.

    A la pregunta de «cuánto vale construir una casa en un terreno» la respuesta dependerá del emplazamiento, de las vistas, de la proximidad a un núcleo urbano, de la orografía o geología, los costes de acondicionar el acceso y de otras características del solar. Esto puede suponer desde un 25% hasta un 65% del coste total.

    Conseguir un buen terreno a un precio razonable será posiblemente la misión más compleja de todo el proceso. En Arquitecto.eco recomendamos que antes de la adquisición del terreno, te asesores sobre todas las ventajas y desventajas que presenta.

02.

Coste de la construcción.

    Para calcular cuánto cuesta construir una casa, en el coste de la construcción se debe tener en cuenta el coste de la ejecución de la vivienda y los costes de contratación.

    El coste de ejecución depende fundamentalmente del tipo de proyecto (diseño, estructura, ventanas…) Un promedio para casas aisladas en la España de 2019 podría situarse en 950€/m² construido homologado. Otros factores serían si la casa está entre medianeras o si el terreno presenta dificultades especiales, hablamos de entre 800 y 1400€/m². Continúo refiriéndome a casas para gente normal, es decir, podéis empezar por contar con unos 950€/m² y dependiendo del resultado con base en vuestras posibilidades reales, podéis recortar hasta 800€/m² o incluso haciendo algún sacrificio 750€/m², o aumentar otro tanto, es decir, aumentar la eficiencia de las ventas o incluso algún equipo generador de energía.

03.

Coste del arquitecto.

    El coste del equipo técnico (arquitecto + aparejador) de media puede costar unos 100€/m².

    Si unos técnicos competentes hacen lo que tienen que hacer deberían cubrir sus gastos, ganar unos 20€/hora por su trabajo y guardar un margen de maniobra de un 20%, ya que su forma de ejercicio obliga a muchas horas no facturables. Sobre esta base, contando con una dedicación poco previsible, contad con que un equipo técnico competente os costará entre 80 y 140€/m².

    Sin embargo, también es un precio que depende de muchos factores y la elección del arquitecto será responsabilidad tuya porque será el técnico que os guie y aconseje durante todo el proceso, y éste deberá mirar por tu interés en todo momento.

04.

Coste de la licencia de obras.

    Para saber cuánto cuesta construir una casa, también deberás valorar los costes administrativos.

    La licencia de obra es la suma de lo que cobra el Ayuntamiento por impuestos y tasas. Suele rondar el 4% del presupuesto del proyecto enviado por el arquitecto y con el que se solicita dicho trámite. No suele variar entre ayuntamientos cercanos.

    Los avales también forman parte de estos costes administrativos. El Ayuntamiento te solicitará dos tipos de avales:

  • Ocupación y desperfectos de vía pública.
  • Gestión de residuos.

    Estas cantidades sí suelen variar de un Ayuntamiento a otro y suelen oscilar, la primera, entre el 3-5% del presupuesto de ejecución material del proyecto (PEM) o entre 300 y 600€ por metro lineal de fachada a vía pública y, la segunda, entre el 1-3%. Una vez finalizada la obra y redactado el certificado final de obra por vuestro arquitecto, estos avales se devolverán.

    En resumen, no cuesta lo mismo construir una casa en Alicante que en Murcia.

    Teniendo en cuenta si en el coste de ejecución se incluyen o no los siguientes parámetros, la variación del precio de construir una casa puede oscilar entre:

Parámetros

Variación del precio por aproximado en 2019

Superficie útil o construida

 20%

Superficie construida computable o total

 25%

Honorarios arquitecto y aparejador

 8-12%

Coste constructor

 18%

IVA

 10%

    En caso de que dispongas de redes de servicios de agua, luz y saneamiento, deberás pagar la tasa e importe correspondiente para realizar estas acometidas. El coste dependerá de la proximidad de las redes de suministro a nuestra parcela, pero, en cualquier caso, no debería superar los 1300€.

    Si no existen estos servicios o están muy alejados de la parcela, se deberá valorar la construcción de un pozo ciego o fosa séptica, o también la construcción de una nueva red de suministro que conecte con la más próxima, lo que incrementaría el precio final de la vivienda.

    Para saber cuánto vale hacerse una casa, antes deberás pensar en su diseño para poder optimizar instalaciones, materiales y costes.

Costes fiscales, notariales y bancarios.

    Dentro de los costes fiscales, valoramos los impuestos en caso de compra de parcela (Impuesto de Transmisiones Patrimoniales o IVA del solar (10 o 21%) y el Impuesto de Actos Jurídicos (1,5%)), el IVA del presupuesto de construcción de la vivienda (10%) y el IVA de los servicios de los técnicos (21%).

    Para calcular cuánto vale hacerse una casa, deberás incluir los gastos notariales y de registro para la escritura de obra nueva. Estos honorarios dependen de cada notario, pero guárdate otros 1000€ (para una parcela pequeñita).

    En caso de necesitar financiación se deben tener en cuenta los gastos financieros de la hipoteca.

    En Arquitecto.eco siempre recomendamos contratar el seguro de promotor para hacerse una casa. A priori puede parecer un gasto que te puedes ahorrar, pero ni te imaginas lo bien que se duerme por las noches con un buen seguro que te cubra la espalda y el bolsillo.

Conclusiones para saber cuánto cuesta construir una casa

    Los valores descritos en este artículo son cifras orientativas que pueden variar de un proyecto a otro.

    Para calcular el presupuesto disponible para construir tu casa debes tener en cuenta:

  1. Coste del terreno (en caso de que no tengas la parcela).
  2. Coste de la ejecución del proyecto y de construcción, que depende del diseño del mismo y la dificultad para su construcción.
  3. Honorarios del arquitecto y aparejador.
  4. Costes administrativos y fiscales (tasas, licencias, registros e impuestos).
  5. Costes financieros (notaría, hipoteca, seguros…)

    El precio por unidad para la ejecución de la obra puede oscilar entre 800-1400€/m2 y debes prestar atención a qué incluye este presupuesto y qué no. Ya que hay mucha piratería al decirte “le construiré su casa por 900€/m²”.

    Si has llegado hasta aquí, ya sabrás que deberías contestar: “¿Qué está incluido y qué no en esos 900€/m²?”.

    Por ello, antes de tomar una decisión debes hablar con tu arquitecto para tener en cuenta todas las variables.

    Te dejo una plantilla para que puedas calcular cuánto vale hacerse una casa según las características que necesites.

    Con fin de mejorar la experiencia de usuario, se recomienda que se rellene la tabla desde un Ordenador.
 

Si necesitas ayuda para saber cuánto cuesta construir una casa, puedes ponerte en contacto conmigo y veremos tu caso particular.

Casas eficientes: todo lo que debes saber sobre ellas

Casas eficientes: todo lo que debes saber sobre ellas

    No es de extrañar que las casas eficientes estén en boca de todos, porque son mucho más que una moda. Si te pica la curiosidad o quieres tu propia casa rural eficiente, en este artículo te cuento todo lo que debes saber sobre ellas.

Construir casas eficientes: armonía entre la casa y el lugar

    Construir una casa eficiente implica que haya una armonía con el lugar en donde va a ser construida. Es de sentido común preguntarnos qué podemos construir en ese terreno y es el primer paso para el diseño de una casa respetuosa. 

    No tiene ningún sentido ir en contra de lo que la naturaleza nos ofrece si lo que pretendemos es la construcción de casas eficientes y ecológicas. 

Casas eficientes vs casas ecológicas

    Aunque muchas veces estos dos términos son confundidos, no son lo mismo. De hecho, ni siquiera sabemos muy bien que es una casa ecológica, pero es algo que nos suena atractivo. 

    Si tratamos de ser realmente respetuosos con el medio ambiente, no tiene mucho sentido hacer una obra nueva para una vivienda ecológica, porque lo más responsable y respetuoso sería rehabilitar la casa de nuestros abuelos. 

    Esta es la forma de no derrochar recursos de forma innecesaria y ahorrarle impactos al planeta y también a nuestro bolsillo.

    Pero si sustituimos la palabra ecológica y hablamos de casas eficientes cambia el significado. Hablamos de una vivienda que:

01.

    Está en armonía con el terreno y el clima de la zona. Esto implica también que los materiales de construcción respetan esta armonía.

02.

    Tendrá en cuenta la máxima eficiencia energética durante el uso de la vivienda.

    Pero, ¿es posible rehabilitar una casa que tenga un buen balance energético? Desde luego que es posible, pero no haciéndolo “como se ha hecho siempre”, porque hasta ahora no se ha tenido en cuenta la eficiencia energética a la hora de reformar o rehabilitar.

    En la obra nueva, la ley exige ya un buen balance energético y en unos 10 años las edificaciones tenderán a no consumir más energía de la que sean capaces de producir. Así que la eficiencia energética será una necesidad en obra nueva, pero también en rehabilitación.

Cómo hacer casas con eficiencia energética

    Para tener un casa eficiente energéticamente debemos trabajar en tres áreas fundamentales. Sigue leyendo porque te cuento detalladamente cada una de ellas si lo que quieres es tener una casa más eficiente.

Conocer el consumo energético de tu casa eficiente

    Conocerás la certificación energética que viene dada por una etiqueta y es necesaria para poder alquilar o comprar y vender. Ésta nos indica cuánto gasta una vivienda teniendo en cuenta lo que consume y lo que produce.

    La etiqueta pretende ser un medio para que la eficacia energética se vea reflejada en el precio de la vivienda. De ahí que se busquen casas con “eficiencia energética A”.

    Conocer nuestro consumo será el primer paso para detectar pérdidas de energía accidentales, encontrar su causa y actuar en consecuencia.

Limitar el consumo energético de una casa eficiente

    Poner límites al consumo energético parte de la buena conducta de los usuarios, porque son ellos el primer factor de gasto. 

    No vale de nada tener una casa con calificación energética “A” si tu familia se dedica a:

  • Dejar las ventanas y puertas abiertas cuando hay mucha diferencia de temperatura con el exterior. 
  • La temperatura dentro de casa está a más de 20ºC en invierno y a menos de 25ªC en verano. 
  • Se derrocha el agua caliente.
  • Se dejan encendidas luces y aparatos que no se están usando.

    Y seguro que eres consciente de muchas conductas más que harían de una casa de alta eficiencia energética, un derroche constante.

    Además de un adecuado comportamiento de los usuarios, para que casa y eficiencia vayan de la mano debemos tener en cuenta los siguientes aspectos:

01.

Aislamiento exterior

    Aislar bien una vivienda es una de las mejoras más importantes y necesarias. Las fachadas de las casas eficientes deberán contar con un grosor de aislamiento adecuado y no debemos escatimar en ello.

02.

Ventanas

    la carpintería con rotura de puente térmico y vidrio doble puede que no sea suficiente. Las ventanas deberán ser de baja emisividad y por mucho que nos duela, debemos renunciar a la idea de los grandes ventanales.

03.

Sistemas de climatización

    Actualmente las bombas de calor eléctricas tienen un rendimiento muy respetable pero habrá en zonas que no será suficiente con que sean aire-aire. Se promocionan las calderas de biomasa porque el combustible es barato, pero ante una aumento de la demanda, subirá el precio.

04.

Ventilación

    Queremos una casa eficiente y saludable, por eso la normativa nos obliga a tener sistemas de ventilación.

    Debemos dejar entrar una cantidad de aire fresco para que podamos respirar de forma sana. Pero claro, esto entra en conflicto con el ahorro energético.

    Por eso existe el doble sistema de entubado de entrada y salida de aire, cruzándose en un intercambiador de calor, esto permite tener casas eficientes que cuidan de la salud.

05.

Captadores pasivos

    Aunque lo parezca, no estoy hablando de ningún aparato, sino de las características del proyecto y los elementos de la construcción que ayudan a reducir el consumo.

    Son sistemas de cerramiento que aíslan el espacio y aportan calor por sí solos en invierno cuando hay sol. Un ejemplo de esto son los ventanales en orientación sur con su correspondiente capa de aislamiento.

    Es posible que esto último de los captadores pasivos te suene a casas pasivas y es que la eficiencia energética, junto con la arquitectura bioclimática da lugar a este tipo de construcciones. 

    Ahora que sabemos cómo limitar el consumo energético, veamos el último de los conceptos que debemos tener en cuenta para el diseño de casas eficientes.

Producir energía con sistemas activos

    Es posible que las medidas pasivas no sean suficientes para tener las casas más eficientes del mundo, entonces tendremos que producir nuestra propia energía.

    Para captar energía gratis o muy barata, debemos recurrir a lo que se conoce como sistemas activos. Esto supone hacer una inversión normalmente importante, pero que se verá compensada en nuestras facturas.

    Lo sistemas activos más comunes en casas eficientes en España son:

06.

Captadores solares

    También conocidos como placas solares.

    Pueden ser de dos tipos, los captadores térmicos que calientan agua (u otros líquidos) y los captadores fotovoltaicos que generan electricidad. ¿El problema? Que la mayor intensidad de energía casi nunca se ajusta a cuando es mayor la demanda.

07.

Geotermia

    Tempera agua en circuitos subterráneos que se usa para calefacción y refrigeración empleando bombas de calor eléctricas.

08.

Generadores eólicos o molinos de viento

    Producen electricidad aprovechando el viento, pero su generación es inconstante y resultan caros.

    Si has llegado hasta aquí, realmente te interesa el tema y quizás quieras saber más sobre arquitectos de casas eficientes.

    Puedes ponerte en contacto conmigo, soy especialista en rehabilitación y eficiencia energética. Estaré encantado de ayudarte y resolver cualquier duda que puedas tener.

Comprar o alquilar una vivienda, ¿qué es mejor?

Comprar o alquilar una vivienda, ¿qué es mejor?

Si has llegado aquí es que le estás dando vueltas a qué conviene más, comprar o alquilar. La respuesta va a depender de una sola cosa: de ti. Pero a lo largo de este artículo trataré de ayudarte a decidir si comprar o alquilar es la mejor opción en tu caso.

    En España la cosa funciona un poco distinto a otros países, aquí, quien vive de alquiler no tiene casa. O bien te caduca el contrato, o el dueño de la propiedad la necesita para él o para sus hijos. Así que la probabilidad de tener que mudarte cada cierto tiempo es muy alta.

    Sin embargo, vivir de alquiler ha sido lo más común durante los últimos siglos en las ciudades. Y es que tener una vivienda en propiedad no siempre es tan sencillo, al menos no lo era antes del auge del negocio hipotecario. Ahora la razón de no tener una casa propia se debe a 3 cosas fundamentalmente:

  • No haber heredado una de tus padres u otros familiares.
  • No tener los recursos necesarios para poder comprarla.
  • Adoptar un estilo de vida que implique el nomadismo.

    Pero tú, que no te encuentras en una situación en la que tengas o quieras mudarte cada cierto tiempo y que probablemente puedas acceder a una hipoteca, te preguntas cómo saber si es mejor comprar o alquilar. Pues sigue leyendo porque lo que viene a continuación te interesa.

Cómo saber si comprar o alquilar

    Para saber qué es mejor para ti, podemos decir que debes tener en cuenta 3 factores importantes para saber si comprar o alquilar una casa:

01.

Lo que quieres:

    Si no tienes claro qué es lo que deseas, difícilmente puedes cumplir con tus deseos. Seguro que conoces a alguna persona que antes siquiera de ver cumplido su deseo, deja de querer eso y cambia a otra cosa. Antes de decidir si comprar casa o alquilar, piensa en lo que realmente quieres.

02.

Lo que puedes:

    Por mucho que quieras hacerte con una gran mansión en medio de un parque natural, probablemente no puedas acceder a ello, porque tu libertad te la dan las leyes y el dinero.

    No es lo más esperanzador, pero es la realidad. Así que, pensando en frío, solo podrás tener determinada casa si tienes los recursos para pagarla y la legislación te lo permite.

03.

Tus (vuestras) necesidades:

    Cada caso es particular y deberás elegir una vivienda que se adapte a tus necesidades presentes y futuras.

    Queremos sentirnos cómodos y que nuestra casa se adapte a nosotros.

    Pero además debemos pensar qué pasará en el futuro (niños, padres ancianos, invitados, espacios privados, vender la casa, dejarla en herencia, etc.). Lo sé, el futuro es incierto, pero debemos pensar en él cuando hablamos de una decisión tan importante como alquilar o comprar una vivienda.

    Hasta que tengas todo esto muy claro, será complicado que llegues a una decisión firme si para ti es mejor comprar o alquilar una vivienda. Quizás te gustaría verlo desde el punto de vista de la rentabilidad, así que te lo cuento a continuación.

¿Qué es más rentable, comprar o alquilar?

    Una de las dudas más frecuentes a la hora de decantarnos por comprar o alquilar vivienda es acerca de la rentabilidad. ¿Te has puesto a hacer números?

    Cuando la vivienda era muy cara y el alquiler muy barato, la decisión era mucho más fácil, pero ahora que las cosas han cambiado las dudas son mucho más razonables. El alquiler en muchas ciudades está desorbitado y las condiciones para comprar han mejorado.

    Si no lo has hecho aún, es el momento de hacer cuentas para ver qué te conviene más en tu caso, comprar o alquilar. Coge lápiz y papel, o un excel y ten en cuenta los siguientes datos.

    Si has pensado en comprar, deberías tener ahorrado en torno al 32% del valor de la vivienda que quieras comprar. ¿Por qué? Un 12% será para abonar los gastos de hipoteca y de compraventa y en torno al 20% irá destinado a pagar lo que los bancos no van a financiarte porque lo habitual es que te concedan una hipoteca del 80% del valor de tasación de la vivienda.

    Sí, existen las hipotecas por el 100% de la tasación, pero eso implica un mayor esfuerzo económico por tu parte en el futuro y no siempre se las conceden a todo el mundo.

    Si tienes en mente el valor de la vivienda que quieres comprar, puedes calcular tu hipoteca aproximada aquí. Al precio estimado de tu hipoteca deberás sumarle el IBI anual, los gastos de comunidad y el seguro de la vivienda.

    Ahora que tienes la cifra mensual que supone comprar una vivienda, ¿tu alquiler es más rentable que la compra de la casa?

    También debes tener en cuenta que el precio del alquiler dentro de 20 años no será el mismo que ahora, así que para hacer tus cálculos, deberías contar con subidas progresivas.

    Ahora que sabes todo lo que debes tener en cuenta, te toca a ti decidir si es mejor comprar o alquilar una casa.

¿Hacerse una casa o comprarla hecha?

¿Hacerse una casa o comprarla hecha?

    Si estás pensando en tener un nuevo hogar en un futuro no muy lejano, probablemente hay una pregunta que no sale de tu cabeza.

    “¿Qué es mejor: hacerse una casa o comprarla hecha?”.

    Si es tu caso, quédate por aquí porque voy a despejar todas tus dudas.

Pues bien, ¿qué es mejor construir una casa o comprarla hecha?

    La respuesta es más gallega que el pulpo á feira: depende (de tus necesidades, recursos y aspiraciones).

    En Arquitecto.eco siempre aconsejamos valorar todas las opciones disponibles para poder escoger la mejor. Incluso se puede dar el caso de que quieras un diseño predefinido adaptado a ti.

    A continuación, te contamos las principales diferencias entre hacer una casa o comprarla hecha.

¿Qué debes tener en cuenta si prefieres construir una casa?

    Si te estás planteando construir tu casa antes que comprarla hecha es porque te consideras una persona aventurera que quiere dejar un legado.

    A menos que seas Picasso o un genio en otras artes, la mejor obra que puedes dejar en el mundo es precisamente una construcción y qué mejor que dejar tu casa.

    Si tienes una familia, tu legado pasará a las futuras generaciones. “Esta casa la hicieron mis abuelos” dirá alguien con cariño recordando historias tuyas.

    Las ventajas de construir tu propia casa son:

  • La libertad de diseño y localización: tu casa se adapta a ti y no al contrario. Podrás personalizar tu vivienda acorde a tus hábitos y a tu estilo de vida, aprovechando cada rincón y escogiendo los mejores materiales para tener una casa sostenible que te permita ahorrar en tus facturas a final de mes y ayude al medio ambiente.
  • Podrás participar e implicarte en todo el proceso de diseño, si así lo deseas.
  • Dejarás tu obra para que más familiares puedan disfrutarla.
  • Tú decides dónde quieres invertir tu dinero.

    Las principales desventajas de hacer tu casa en vez de comprarla son:

  • Se trata de un proceso más lento y puede demorar meses.
  • Debes tener en cuenta: la legalidad urbanística, las licencias de obra, la responsabilidad civil, la búsqueda de arquitecto y demás profesionales, y los trámites fiscales y notariales.
  • Tendrás que tomar decisiones en un sector que es probable que sea desconocido para ti.
  • Debes disponer de un terreno o parcela donde construir tu casa.

    Ante esta situación tienes dos opciones:

01.

Casa genérica

Hacerlo todo por tu cuenta: contratar a todos los profesionales, coordinarlos, lidiar con ellos y hacerte responsable de si algo sale mal

02.

Casa personalizada

Contratar a un arquitecto que ofrezca un servicio integral y se encargue de todo.

    En Arquitecto.eco ofrecemos un servicio integral para que no te lleves sustos y disfrutes del proceso de construir o reformar tu casa. También te asesoramos y te presentamos todas las opciones antes de tomar una decisión para que tengas la seguridad de estar haciendo lo correcto.

¿Qué debes tener en cuenta si prefieres comprar una casa ya hecha?

    Si la obra está construida y,

  • Tienes la seguridad de que esa casa vale lo que cuesta y en su aspecto final.
  • Tienes prisa por entrar a vivir en ella.
  • La casa o el piso se adaptan a ti en tamaño pero quieres reformarlo.
  • No quieres pasarte meses tomando decisiones sino que solo sea una: comprar o no.

    Entonces es mejor que compres una casa antes que construirla porque te ahorrarás tiempo y quebraderos de cabeza.

    Si tienes claro que prefieres comprar una casa antes que hacerla pero aún no sabes cuál será tu hogar, te aconsejo que visites a diferentes promotores inmobiliarios y negocies muy bien el precio y las condiciones.

La pregunta del millón:

¿Qué es más barato construir una casa o comprarla hecha?

    Esta es la segunda pregunta que ronda tu cabeza. Sin conocer tu situación es muy complicado contestar con certeza a esta pregunta, pero lo que sí puedo hacer es orientarte.

    Si prefieres construir tu casa a comprarla hecha deberás tener en cuenta el terreno donde vas a construir. Puede ser que hayas heredado una parcela o que decidas comprarla.

    En este último caso, su precio variará en función de la provincia, de la Comunidad Autónoma, de los metros cuadrados, de su cercanía a la ciudad, etc.

    Al comprar una casa debes tener el dinero que vale, en cambio si la construyes eres tú el que pone los límites. “Tengo 120.000€ y una parcela, ¿qué puedo hacer?”, le dirás al estudio de arquitectura.

    También puede resultar que al comprar una casa se incremente el precio por la existencia de intermediarios.

Quiero tener mi nuevo hogar, pero ¿por dónde empiezo?

    Cada maestrillo tiene su librillo pero mi recomendación es que empieces por valorar:

  • Tus perspectivas de futuro: te gustaría tener familia numerosa, disfrutar de la tranquilidad de lo rural, en la ciudad, el tamaño de tu futura casa, etc.
  • Tus recursos: de cuánto dinero dispones, si tendrás que pedir financiación o no, si tienes alguna parcela en la que te gustaría construir, si conoces a gente del sector…

    Como bien te he comentado antes, cada caso es único con sus condiciones y sus limitaciones. Por eso, si no sabes si hacerte una casa o comprarla hecha puedes contactarme sin compromiso y te asesosaré sobre la opción que más te conviene.